El Gobierno Vasco investigará si hay más colegios donde los alumnos se retan a hacerse heridas

El Gobierno Vasco investigará si hay más colegios donde los alumnos se retan a hacerse heridas

El centro Berrio-Otxoa de Bilbao admite que hay cuatro casos entre estudiantes de 13 y 14 años, mientras los padres afirman que la cifra es mayor y que juegan en «descansos entre clases»

MARTA FDEZ. VALLEJO

El Servicio de Inspección de Educación se puso este miércoles en contacto con el colegio Berrio-Otxoa de Bilbao, en el que se han registrado casos de alumnos que presentaban cortes y heridas provocados por el peligroso juego del 'abecedario del diablo', para conocer las circunstancias en las que se han producido estas lesiones. Los responsables de Inspección indicaron que mantendrán una «especial vigilancia» ante la posibilidad de que en otros centros aparezcan nuevos episodios de este reto macabro que ya ha demostrado tener un efecto viral: se extiende con rapidez entre los menores. La dirección de este colegio de Kristau Eskola admitió este miércoles la existencia de cuatro escolares afectados, de 13 y 14 años, aunque varios padres de alumnos de los primeros cursos de ESO aseguran que hay más afectados y que los chavales protagonizan estas conductas de riesgo en el recinto escolar, «durante cambios de clase» y «descansos».

La alarma se desató cuando los servicios médicos del Berrio-Otxoa atendieron a una alumna por heridas que se le habían infectado. Las lesiones se correspondían con las que se producen al practicar este desafío entre adolescentes que consiste en que un alumno va escribiendo las letras del abecedario a otro con la uña o algún objeto cortante, cada vez con más fuerza hasta causarle lesiones profundas. La menor confirmó que se había hecho los cortes en uno de esos retos. La dirección, en declaraciones este miércoles a los medios, admitió que se han detectado cuatro casos.

Contacto con familias

Las familias aseguran que hay más afectados. «En la clase de mi hijo por lo menos han jugado cinco y lo hacen en los descansos de clases, no fuera del recinto escolar», relataba este miércoles una madre a a este periódico.

Los responsables del centro enviaron el martes una carta a los padres en la que les informaban de que habían comprobado «la práctica entre una pequeña parte del alumnado de la peligrosa moda del juego del 'abecedario del diablo'». Les advertían, además, de que «las heridas provocadas con uñas u objetos cortantes pueden tardar días en cicatrizar y causar infecciones tan severas y contagiosas como el impétigo». Pedían a los padres que «observen en casa a sus hijos» y pongan «especial atención» en las heridas en brazos y manos.

El colegio ha puesto medidas para atajar el problema. Este mismo miércoles, el servicio médico dio una charla en las clases de Secundaria en las que se ha detectado la práctica de riesgo para informar a los alumnos de las graves consecuencias de estos desafíos macabros entre adolescentes.

Más