El Gobierno Vasco insiste en pedir a Madrid y a la UE corresponsabilidad con los menas

Centro de menores de Amorebieta. /
Centro de menores de Amorebieta.

JESÚS J. HERNÁNDEZBILBAO.

«Hace falta una respuesta global». La consejera vasca de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, se refirió ayer con estas palabras a la petición cursada por la Fiscalía General del Estado a las instituciones para realizar «una seria reflexión» sobre los menas, menores extranjeros no acompañados, cuya llegada masiva a España durante el año pasado ha puesto en serios aprietos los recursos en materia de acogida y asistencia. «Creemos que es necesaria y la estamos pidiendo también. Reiteradamente solicitamos a los sucesivos gobiernos de España corresponsabilidad en este asunto. Y lo hemos trasladado a la Comisión Europea porque es responsabilidad de toda la Unión», declaró la consejera.

Una veintena de fiscalías territoriales son las primeras que han alertado sobre los problemas detectados por la entrada en el país de menores no acompañados. La mayoría cruzan el Estrecho -7.026 solo el año pasado- y un elevado número termina en Euskadi. Con 990 niños y adolescentes tutelados, únicamente le superan Andalucía, Cataluña y la ciudad autónoma de Melilla. El «incremento espectacular» de 'menas' «conlleva el aumento exponencial de los expedientes de riesgo» y hace patente la «precariedad de medios de las comunidades», advierte la Fiscalía.