El Gobierno elimina la palabra «disminuido» de la Constitución

Considera el término «obsoleto e injusto» y propone sustituirlo por «personas con discapacidad» en el artículo 49

AGENCIAS MADRID.

El Gobierno aprobó ayer una reforma del artículo 49 de la Constitución para, entre otras cosas, eliminar el término «disminuido» al considerarlo «obsoleto» e «injusto», para referirse a las personas con discapacidad. La portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, explicó que con este anteproyecto de reforma se busca impulsar la protección y promoción de las «personas diversas con discapacidad».

Celaá subrayó que esta propuesta retira unos términos «tan obsoletos e injustos» como «disminuido» y «minusválido» de la Carta Magna, de la que el jueves se celebró su 40 aniversario, aunque reconoció que, en su momento, su artículo 49 fue «un gran avance» para este colectivo.

Los cambios han sido impulsados por la Comisión para las políticas integrales de la discapacidad del Congreso, recordó Celaá, que valoró el consenso al que se ha llegado en este tema.

El nuevo texto aprobado por el Ejecutivo, y que deberá pasar al Parlamento, responde a una histórica reivindicación del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi).

Esta organización aplaude la propuesta de reforma, que ahora pasa al Consejo de Estado, porque inscribe a las personas con discapacidad en un «enfoque exigente de derechos y trasciende con mucho el mero cambio terminológico» y cree que es un «muy buen punto de partida, globalmente positivo», aunque advierte de que en el proceso que ahora comienza queda recorrido de mejora, con matizaciones y ampliaciones de redacción.

Asimismo, espera que esta iniciativa, en los trámites que quedan, siga contando con un «amplio respaldo político y social» y pueda verse culminada, siendo la «avanzadilla de la necesaria y más profunda reforma social que necesita la Constitución», 40 años después de su aprobación.

El artículo 49 de la Constitución quedaría redactado de la siguiente forma si pasa todos los trámites. Uno. «Las personas con discapacidad son titulares de los derechos y deberes previstos en este título en condiciones de igualdad real y efectiva, sin que pueda producirse discriminación». Dos. «Los poderes públicos realizarán las políticas necesarias para garantizar una vida participativa, autónoma e independiente a las personas con discapacidad». Tres. «Se regulará la protección reforzada de las personas con discapacidad para el pleno ejercicio de sus derechos y deberes». Y cuatro. «Las personas con discapacidad gozan de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos».

 

Fotos

Vídeos