El Gobierno dice que en el 'caso Margüello' no hubo perjuicio a las arcas públicas

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO VITORIA.

«Respeto» a una sentencia que «clarifica definitivamente el caso». Así definió ayer el portavoz Josu Erkoreka la postura del Gobierno Vasco sobre el fallo judicial del denominado 'caso Margüello', el largo proceso que durante años ha analizado la existencia de irregularidades en la externalización de servicios de Osakidetza supuestamente en beneficio de las empresas vinculadas a José Carlos Margüello, antiguo jefe de Calidad de Cruces.

Denunciado en 2008 por el Gobierno que encabezaba el socialista Patxi López, el periplo procesal ha terminado con la condena a tres de los imputados a penas de 9 y 7 años de inhabilitación y la absolución de un cuarto implicado, el exviceconsejero de Sanidad Rafael Cerdán. La resolución de la Audiencia de Bizkaia rebaja sustancialmente las peticiones del fiscal -de 11 a 6,5 años de prisión por malversación de caudales públicos-, pese a considerar probado que Margüello, su socia María Nieves Fernández y el exresponsable de Sanidad en Bizkaia en 2006 José Ramón Elorriaga se pusieron «de común acuerdo» para beneficiar a las empresas del primero con la «adjudicación» de contratos públicos.

Erkoreka se refirió a la sentencia en dos aspectos muy concretos. El primero, que «no hubo perjuicio económico alguno para las arcas públicas» ni «daño patrimonial». El segundo, que tampoco existió «responsabilidad penal» de ningún «alto cargo» del Ejecutivo, sino «funcionarios con más o menos relevancia en la Administración». «Que algunos responsables de la Administración puedan actuar irregularmente siempre es posible», agregó. El portavoz señaló que la resolucióndemuestra que las empresas contratadas por Sanidad prestaron servicio «con arreglo a las cláusulas contractuales en todo momento y con arreglo a las tarifas correspondientes». Por tanto, «daño económico no hay ninguno y daño patrimonial no existió», insistió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos