5 formas de convertirse automáticamente en una persona positiva

Chica feliz/Unsplash
Chica feliz / Unsplash

Te damos las claves para aprender a ser positiva y todas las consecuencias buenas que atraerá este hecho a tu vida

SARA HORMIGO

El optimismo es como un músculo, hay que entrenarlo. Ser positivo no es algo que nos salga de un modo natural pero vale la pena aprender a ser una persona positiva. Según un estudio de la Universidad de Harvard que examinó a 70.000 mujeres durante 8 años las personas más optimistas tienen un 30% menos de riesgo de morir, así que puede ser un motivo suficiente para cambiar de actitud y convertirnos en personas positivas.

Aquí te contamos cómo cambiar el chip en cinco fáciles pasos para convertirte en una persona más positiva.

1. Replantéate la situación o distrae la atención con otras cosas

El primer paso para aproximarse a una situación negativa con una visión optimista es aceptar lo que no se puede cambiar. Una vez que lo has hecho tienes dos opciones: replantearte la situación, es decir, buscar nuevas oportunidades de solución y dejar de quejarte por la pérdida, y la segunda es dejar de prestarle tanta atención al problema y enfocarte en otras cosas que tenemos y nos hacen felices. En ambos casos te sentirás casi automáticamente mejor.

2. Saborea las cosas buenas

Cuando experimentamos algo positivo, como un elogio o la vista de un bello paisaje tendemos a dejarlo pasar sin apenas notarlo. Sin embargo, si recibimos una crítica pasamos varios días dando vueltas a ese sentimiento negativo. La recomendación es recrearnos en los sentimientos positivos, pensar en ellos, reproducirlos y disfrutarlos una y otra vez.

3. Ponte recordatorios para no olvidar lo bueno que hay en tu vida

Los expertos recomiendan poner notas en el ordenador con frases motivadoras citas aspiracionales, y anotar las cosas que debemos agradecer cada día. De esta manera, dicen, pondremos el pensamiento positivo en el centro de nuestras vidas.

4. Haz algo agradable por los demás

Uno de los modos más rápidos y efectivos de sentirse más feliz es mostrar ternura y compasión por los demás, ayudar a las personas e implicarnos en actos de solidaridad para ayudar a personas que ni siquiera conocemos. Todas estas acciones tienen un efecto positivo y esto ha sido medido en distintos estudios científicos sobre el bienestar y las emociones.

5. Da las gracias (todo lo que puedas)

Solo pensar en las cosas por las que uno está agradecido ya es suficiente para mejorar el estado de ánimo. Si la gratitud se convierte en un hábito no tardarás mucho tiempo en ver los beneficios.

Funciona porque lo que nos hace daño o lo que nos hace felices es nuestra interpretación de los acontecimientos no los acontecimientos en sí mismos.