Un plan permitirá a los vascos ofrecer apoyo económico y social a refugiados

Un plan permitirá a los vascos ofrecer apoyo económico y social a refugiados

La iniciativa, que se implantará en 2019, incluye el pago del alquiler y la manutención y está abierta a grupos#de ciudadanos

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO

Euskadi va a ser el banco de pruebas en el Estado de una nueva forma de solidaridad: el patrocinio comunitario para acoger a personas refugiadas. Se trata de un modelo importado de Canadá donde grupos de personas se unen para dar apoyo económico -pago del alquiler de un piso y manutención-, social y emocional durante aproximadamente un año para facilitar la integración de aquellos que han tenido que abandonar su hogar por distintos conflictos en sus países. El Gobierno Vasco ha trabajado en impulsar esta experiencia piloto junto al Ejecutivo español, Acnur, Cáritas de Euskadi y la Plataforma de Jesuitas del País Vasco. Antes de su puesta en marcha, las entidades e instituciones implicadas deberán firmar un convenio que concrete los pasos a seguir para su implantación.

La iniciativa contará en una primera fase, que se pondrá en marcha a lo largo del primer semestre de 2019, con cinco grupos que apoyarán unas a 30 personas en total coordinados por los Jesuitas y Cáritas, según los municipios donde se desarrollen. Se trata de un número abierto porque se prevé que se corresponda con cinco familias de entre cuatro y seis miembros que se distribuirían en cinco municipios. El Gobierno Vasco realizará el seguimiento para sacar conclusiones y aplicarlas en una segunda fase que abarcará a más grupos. Los refugiados, que ya han sido seleccionados, proceden de campos de Turquía y Jordania.

La ONU, dentro del Pacto Mundial de Personas Refugiadas, encargó a Acnur que acelerara esta propuesta de patrocinios comunitarios. El anterior Gobierno del PP se comprometió con el Alto Comisionado para los Derechos Humanos para dar los primeros pasos para su implantación y contó con la colaboración del Ejecutivo vasco. Tras la llegada de los socialistas a La Moncloa se produjo un impasse de unos meses y ahora se ha retomado «con fuerza», según ha señalado este jueves el secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández, en la presentación del proyecto. En Europa, Alemania, Irlanda y Reino Unido también están dando los primeros pasos para establecer este sistema de ayuda ciudadana, siguiendo la estela de Canadá donde «miles y miles de personas han sido acogidas desde que comenzó a funcionar en 1970».

Además de la ayuda para pagar el piso y la comida, también se les apoyará emocionalmente

Sistema saturado

En los últimos años está aumentando la brecha entre los desplazados y las plazas disponibles, recordó Fernández. «Hasta ahora había un único sistema de acogida y distribución de las personas refugiadas, cuya gestión se ha trasladado a varias ONG. El patrocinio comunitario es complementario y da protagonismo a los ciudadanos ahora que el sistema se ve superado por las peticiones y tras la crisis del Mediterráneo está saturado. Con esta iniciativa se abre una nueva vía para la acogida e integración».

La filosofía de los patrocinios comunitarios es «mejorar cuantitativa y cualitativamente la acogida e integración de personas refugiadas, mediante la implicación y auto-organización de ciudadanos y ciudadanas, ONG, u otros grupos interesados como entidades religiosas o autoridades locales. A través de esta iniciativa, se agrupan y se comprometen a ofrecer apoyo económico, emocional y social durante un periodo establecido».

Esos grupos solidarios pueden ser de cualquier tipo como «trabajadores de una misma empresa, vecinos o miembros de una asociación». La Administración les requerirá que demuestren su solvencia» para poder hacerse cargo del coste de un piso durante un año, la manutención y otras necesidades para una familia, una pareja o una persona refugiada, para lo cual «ese grupo puede poner el dinero a escote o hacer una petición de donaciones en su municipio...».

La filosofía del proyecto es mejorar cuantitativa y cualitativamente la acogida de los desplazados

Además, el grupo también les apoyará en otros aspectos fundamentales para la integración de los refugiados como en el aprendizaje del idioma o la búsqueda de empleo. «Pedimos compromiso para generar espacios de colaboración entre los ciudadanos y las instituciones porque en este ámbito es muy necesario».

Uno de los objetivos de la experiencia piloto es desarrollar un modelo de acogida e integración de refugiados en el que, mediante fórmulas diversas de asociación, auto-organización e implicación colectiva, la sociedad asume una responsabilidad directa en los procesos de acogida e integración de estas personas. Además, se busca «generar sinergias y valor añadido que redunde en la mejora cualitativa de estos procesos con impacto positivo en el logro de su autonomía y de una convivencia armónica en el contexto social en el que hayan sido acogidas».

Otras iniciativas

Monika Hernando, directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, ha comentado hoy que desde el inicio de la crisis humanitaria en el Mediterráneo el Ejecutivo vasco «ha mantenido una actitud propositiva orientada a la transformación y mejora de los sistemas de recepción y acogida, especialmente en relación con el Gobierno español».

La experiencia, pionera en el Estado español, comenzará con grupos de Turquía y Jordania

Recordó que hasta ahora, desde la Secretaría se han impulsado otras propuestas como el Sistema de Refuerzo Complementario, 'Propuesta Auzolana', para mejorar la acogida de personas solicitantes de asilo que ha desembocado este año en la firma de un convenio de colaboración entre los dos gobiernos para el desarrollo de una experiencia piloto en los municipios de Tolosa, Zarautz, Amurrio, Galdakao, Getxo, Laudio y Portugalete, y en colaboración con Cear Euskadi, Cruz Roja y Movimiento por la Paz.

Desde el Gobierno Vasco también se ha propuesto al central, sin recibir todavía contestación, impulsar los visados humanos, después de conocer de primera mano la experiencia italiana de los corredores humanitarios.

 

Fotos

Vídeos