España recibió en 2018 a más migrantes en patera que en los ocho últimos años juntos

España recibió en 2018 a más migrantes en patera que en los ocho últimos años juntos
EFE

Al menos 769 personas murieron en el Mediterráneo al intentar llegar a la costa, y unas 56.500 lo consiguieron

AGENCIAS MADRID.

Al menos 769 migrantes perdieron la vida o desaparecieron en el mar Mediterráneo mientras intentaban alcanzar las costas españolas en 2018, un año en el que al menos 56.480 personas lograron llegar a España, según recogen los datos recopilados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) hasta el 28 de diciembre.

En 2018 se batió el récord de llegadas en patera a España al superarse las cifras registradas durante la 'crisis de los cayucos' de 2006, cuando 39.180 personas alcanzaron España por la vía marítima, principalmente a través de las Islas Canarias. En el año que terminó el lunes llegaron al menos 17.300 migrantes más que en aquella ocasión y, de hecho, España recibió en 2018 a más personas abordo de pateras que en los últimos ocho años juntos.

Según los datos oficiales, desde el año 2010 hasta el 2017, un total de 56.243 migrantes accedieron a costas españolas a través de embarcaciones: unas 3.632 en 2010; 5.441 en 2011; 3.804 personas en 2012; 3.237 en 2013; 4.552 en 2014; 5.312 en 2015; 8.162 en 2016; y 22.103 en 2017. Sin embargo, sólo en 2018 lo consiguieron al menos 56.400.

Salvamento Marítimo rescató ayer a 111 inmigrantes en el mar de Alborán y en el Estrecho

Las costas baleares y peninsulares registraron la mayor parte de las llegadas de embarcaciones. De acuerdo a los últimos datos del Ministerio del Interior a fecha 16 de diciembre llegaron en 2018 unas 53.032 personas en 1.918 embarcaciones, lo que supone un 164% más con respecto al año anterior.

Eso sí, la vía marítima que creció es la de las costas canarias, adonde llegaron 1.266 migrantes en 65 pateras, lo que representa un 204% más en comparación a 2017, cuando lo consiguieron 416 personas.

El más trágico

2018 también se convirtió en el año más trágico al registrarse el pico máximo en el número de muertes en el mar. Según la OIM, al menos 769 migrantes fallecieron o desaparecieron en la ruta occidental del Mediterráneo, más del triple que en todo 2017, cuando murieron 224 personas camino de España.

Así, la cifra de fallecidos en el mar Mediterráneo se incrementó un 243% con respecto al año anterior, y fue treinta veces superior a la que se registró en 2014, cuando fueron 24 los fallecidos. En todos los años posteriores se superó el centenar de muertes: 102 en 2015; 128 en 2016; 224 en 2017; hasta los más de 760 de este año.

Ayer Salvamento Marítimo rescató a 111 inmigrantes que viajaban en tres pateras, dos en el mar de Alborán y otra en el Estrecho de Gibraltar. Los ocupantes de la última embarcación eran en su mayoría menores.

 

Fotos

Vídeos