Un ertzaina de la Brigada Móvil dispara a una ventana en una guardia

Un agente de la Brigada Móvil. /DV
Un agente de la Brigada Móvil. / DV

Sus compañeros atribuyen el episodio al clima de tensión que se respira tras la inminente «reforma» de la unidad

E. MOLANO/D. OLABARRI BILBAO.

Un veterano agente de la brigada móvil disparó la madrugada de ayer tres veces a la ventana de su habitación en la base de Iurreta, en la que se encontraba de retén realizando una de las guardias de 24 horas. El suceso ocurrió sobre las cinco y cuarto de la madrugada y decenas de personas se encontraban en la base, que también reúne a diversas unidades especiales como los propios antidisturbios y los grupos de rescate. Los compañeros del agente, la mayoría de los cuales estaban descansando a esas horas, se percataron de lo ocurrido tras contemplar los tres impactos de bala en el cristal. El agente, un veterano especialista, se dirigió después del incidente, con su propio vehículo, a la mutua, para ser atendido por un facultativo.

Sus compañeros atribuyeron el suceso al clima de tensión que existe entre los agentes que pertenecen a esta unidad, la mayoría de los cuales tienen más de 50 años y parte de la cuál se va a «desintegrar» a partir de enero después de estar durante años desempeñando las labores más críticas del cuerpo, durante los años más duros de la kale borroka. A partir de entonces, según fuentes policiales, la mayor parte de los veteranos de la Brigada Móvil será recolocada en otras comisarías después de «una vida» en la base de Iurreta.

El plan de modernización pactado entre el Gobierno Vasco y los sindicatos Erne y Esan, mayoritarios en la Ertzaintza, es rechazado por los propios agentes de esta unidad especializada. Las centrales y la consejería de Seguridad alcanzaron un preacuerdo en este asunto en un clima de máxima tensión, después de que el Parlamento aprobase en marzo una resolución con los votos de PNV, PSE y PP en la que exigía mejorar la Brigada Móvil para que sea más eficaz frente a los altercados. Este acuerdo, además, incluía una serie de mejoras para el resto del colectivo relativas a la movilidad geográfica.

El principal escollo, según diversas fuentes, se centra en los horarios. La idea del acuerdo era que la Brigada Móvil, unidad que tiene una edad media de más de 50 años, debía dejar de trabajar en retenes de 24 horas para funcionar en calendarios «flexibles» de 9 horas y media, que es el polémico calendario con el que funciona la unidad de Rescate o la Brigada de Apoyo.

 

Fotos

Vídeos