¿Por qué debes envolver las llaves de tu coche en papel de aluminio?

Llave de un vehículo antes de ser forradas con papel de aluminio./
Llave de un vehículo antes de ser forradas con papel de aluminio.

Un sencillo truco que ayuda a mejorar la seguridad para evitar el robo de tu coche

DV

Un gesto tan fácil puede ayudarte a que no te roben el coche. Como si del bocadillo del colegio se tratase, envolver las llaves de nuestro vehículo en papel de aluminio debe convertirse en un acto a incorporar en nuestro día a día si no queremos llevarnos un buen disgusto. Hay que tener en cuenta que los robos de vehículos son muy habituales en nuestras ciudades, incluso hay bandas internacionales que se dedican a sustraer coches para su reventa en otros países. Y a veces lo hacen de una forma muy sofisticada.

Aunque parezca una leyenda urbana, este truco, desconocido para muchos, puede ahorrarnos papeleo, denuncias, tiempo y, sobre todo, dinero. Basta con forrar las llaves en papel de aluminio para evitar una duplicación (no física) de las mismas. Un sistema sencillo para limitar un grave problema de seguridad.

Esto se debe a que las modernas llaves con mecanismo inalámbrico de los coches (que son la mayoría actualmente) emiten de forma constante unas ondas electromagnéticas que se convierten en pistas perfectas para los ladrones. Estas ondas se emiten hacia los vehículos, de manera que si se posee un captador de estas señales, el ladrón es capaz de interceptarlas y descifrar el código de la llave. Una vez conseguido, el ladrón puede replicar el código de acceso al coche y listo: consigue robar el vehículo sin tener posesión física de la llave.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos