Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

Encerrados en casa: «La cárcel no sirve para nada»

El ministro de Justicia británico está empeñado en que los reos con condenas leves las cumplan en sus propios domicilios. «La cárcel no sirve para nada»

Un funcionario de prisiones hace la ronda por una galería de la cárcel de Maghaberry, en Irlanda del Norte. /EFE
Un funcionario de prisiones hace la ronda por una galería de la cárcel de Maghaberry, en Irlanda del Norte. / EFE
IRMA CUESTA

Decidido a cambiar el concepto de rehabilitación de los delincuentes, David Gauke, flamante secretario de Estado -cargo equiparable al de ministro- de Justicia y Lord Canciller de Gran Bretaña, ha levantado en armas a buena parte de sus compatriotas, que no ven con buenos ojos sus revolucionarias propuestas. Hace solo unos días, reavivando un debate que lleva décadas abierto, Gauke ha defendido que las penas cortas de prisión no funcionan y que la solución está en sustituirlas por encierros domiciliarios y trabajos comunitarios.