ELA, LAB, Steilas y CC OO retrasan la decisión de convocar un paro indefinido

Imagen de archivo de una de las hulgas de la concertada./Pedro Martínez
Imagen de archivo de una de las hulgas de la concertada. / Pedro Martínez

Las centrales, que este viernes no han logrado un acuerdo con Kristau Eskola, recuerdan que tienen el 97% de la representación en la concertada tras romper UGT la unidad sindical

M.F.V.

Los sindicatos ELA, LAB, Steilas y CC OO han asegurado este viernes, tras la reunión quehan mantenido, que siguen «trabajando» en el diseño de un calendario de huelgas para el próximo curso en los colegios de la red concertada. Las centrales no han llegado a un acuerdo aún sobre la duración de los paros, ya que encima de la mesa hay varias propuestas, entre ellas la de convertir la huelga en indefinida desde septiembre, aunque no tiene el aval de todos los sindicatos. Sus representantes han matizado que harán públicas las movilizaciones «una vez las hayamos decidido».

Las centrales tendrían intención de consultar con sus afiliados la posibilidad de radicalizar las protestas o mantener unos paros más temporales. Sin embargo, durante este mes de julio tienen dificultades para hacer el sondeo con los docentes ya que se encuentran de vacaciones, por lo que la decisión final podría retrasarse hasta septiembre.

Los sindicatos en lucha han reiterado que la «falta de voluntad de negociación de la patronal, así como la falta de implicación del Departamento de Educación en la resolución del conflicto» no les ha dejado otra vía que «intensificar las movilizaciones». Han asegurado que «la patronal solo ha dado algunos pasos» en la negociación cuando se han convocado las huelgas.

Reclamaciones sindicales

La unidad sindical se rompió el lunes pasado, cuando UGT, minoritaria en un sector en el que es mayoría ELA, decidió desmarcarse del resto de centrales ante la amenaza de la huelga indefinida y no convocar más paros, además de proponer que se solicite la mediación de Trabajo. Indicaron que habían valorado «las consecuencias» que tendría un paro indefinido para los alumnos, después de 24 jornadas sin clase el pasado curso y tres más el anterior, y para los propios trabajadores. CC OOno ha descartado la vía de la intervención del Gobierno vasco y tampoco apoyaría la huelga indefinida.

La patronal mayoritaria del sector concertado de iniciativa social, Kristau Eskola, ha reaccionado también esta semana ante el riesgo de la huelga indefinida al inicio de curso. Los responsables del sector han reiterado que los colegios concertados, «por sí solos», no tienen «capacidad de satisfacer las demandas sindicales de índole económico financiera» en caso de «no intervenir terceras partes», en clara referencia al Gobierno vasco, al que solicita un aumento de las subvenciones.

Los sindicatos reclaman mejoras salariales, reducción de horas y cargas de trabajo, y la recolocación de los docentes que se queden sin trabajo por el cierre de aulas debido a la caída de la natalidad. Los representantes de las plantillas han acoerdado que los trabajadores llevan diez años sin renovar el convenio, «en los que nuestras condiciones laborales han ido empeorando».