Los sindicatos piden a la patronal de la concertada propuestas razonables para acabar con el conflicto

Los sindicatos piden a la patronal de la concertada propuestas razonables para acabar con el conflicto

Las centrales avisan de que si la oferta «no se amolda a la realidad actual» no se podrán evitar más movilizaciones

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO

Los sindicatos ELA, Steilas, CC OO, LAB y UGT no creen que los centros escolares de la red concertada estén en peligro de desaparecer porque la financiación que reciben es insuficiente, como vaticinó el martes el director general de Kristau Eskola, Mikel Ormazabal. Es más, creen que el seguimiento que hubo este miércoles en los centros de iniciativa social a la segunda jornada de huelga es una buena respuesta a esas palabras.

Las centrales indicaron que de los 9.000 trabajadores implicados, de nuevo un 65% paró. Desde la patronal no comparten esas cifras y estiman que fue del 28% -en Gipuzkoa un 25%, en Bizkaia un 35% y en Álava un 18%-. Los paros continuarán este jueves y el viernes en un colectivo que aglutina a 9.000 trabajadores de 251 centros a los que asisten unos 120.000 alumnos.

Este miércoles hubo concentraciones en las tres capitales de la Comunidad Autónoma Vasca y en ellas se exigió que las patronales -Kristau Eskola y AICE-IZEI- «hagan, por fin, una propuesta razonable que se acerque a nuestras reivindicaciones para acabar con el conflicto y empezar con la negociación de verdad». El responsable de Educación privada de Steilas, Iñaki Balmaseda, cree que esas propuestas deben amoldarse a la realidad «después de diez años sin convenio», porque, lamentó, que «la oferta actual está muy alejada de la de los sindicatos». Por todo ello comentó que «estamos esperando una propuesta razonable para intentar evitar las movilizaciones».

Las centrales, que argumentan que sus reivindicaciones «no son exageradas, están muy medidas y se pueden llevar adelante fácilmente haciendo un esfuerzo», rechazan que las patronales no cuenten con ingresos suficientes como lamentaba Ormazabal. «Tienen vías de financiación privadas. Durante años han invertido un montón de dinero en infraestructuras, en obras faraónicas, y en modificación de instalaciones, así como en renovación de material, informática o medios audiovisuales, pero ninguna inversión en el personal, que es lo fundamental en los centros. Sabemos que tienen recursos y las familias también lo saben porque todos los meses están pagando cuotas», afirmó Balmaseda, quien también denunció que algunos centros «están cubriendo de manera irregular los puestos de los trabajadores que secundan las jornadas de huelga».

Los sindicatos también resaltaron este jueves que en sus reivindicaciones no hay ningún aspecto político sino que son todas laborales, entre ellas, que «se reconozca una serie de horas para que los profesores puedan hacer su trabajo durante su horario de trabajo, unas condiciones dignas para los especialistas de apoyo educativo y profesionales del primer ciclo de educación infantil, y la actualización de los salarios, que no se han modificado durante diez años».

Más

 

Fotos

Vídeos