Profesores denuncian irregularidades en la OPE de Educación del año pasado

Un profesor durante una clase. /DV
Un profesor durante una clase. / DV

Una plataforma de docentes que no aprobaron se queja en el Parlamento de la falta de transparencia y subjetividad de la prueba

T.F.

Representantes de la Plataforma de Personas Afectadas por la Oferta de Empleo Público acudió este viernes a la Comisión de Educación del Parlamento Vasco para denunciar lo que consideran «irregularidades» en la Oferta Pública de Empleo de Educación Secundaria y Formación Profesional de 2018.

Una de sus principales quejas es que se quedaron plazas sin adjudicar porque hubo una gran cantidad de no aptos en la primera de las dos pruebas que constituyen la oposición. La razones de este fracaso se encuentra, según explicaron a los parlamentarios, «en unos temarios demasiados extensos, además de unos interminables exámenes» y, sobre todo, «por la mala traducción al euskera de las pruebas».

Además, también censuran «la falta de transparencia y subjetividad» de las pruebas, así como «los caducos temarios», algo que califican de «inaceptable».

La portavoz de EH Bildu, Rebeka Ubera, respaldó los planteamientos de la plataforma y recordó que para la OPE del año pasado hubo 5.207 solicitudes, de las que finalmente se presentaron al examen 3.304 y de las 1.500 plazas a las que optaban se cubrieron 1.106, quedando libres sobre todo en Lengua castellana y literatura, Geografía y Matemáticas.

Estos datos le sirvieron a Ubera para argumentar que «la OPE no cumple con sus objetivos y demuestra que el sistema es un fracaso».

Las portavoces de la plataforma también criticaron que en algunas de las ramas «de 14 personas que se presentaron solo aprobaron 6, de los que 4 eran componentes del mismo departamento que los miembros del tribunal». Asimismo aseguraron que las pruebas no estaban equilibradas y pusieron como ejemplo que «en los casos prácticos que incluyen Geografía, Historia y Arte en lugar de dar opción a elegir un tema de cada una de estas asignaturas, pusieron 3 de Arte. Creemos que esto no garantiza la igualdad de oportunidades».

A los parlamentarios indicaron que reflexionaran sobre el hecho de que «si de nuestra prueba no pasó el 25% de los presentados eso significaría que algo está haciendo mal el profesorado y no es cierto».