Las niñas se benefician más que los niños de los juegos dirigidos a mejorar las habilidades sociales

Las niñas se benefician más que los niños de los juegos dirigidos a mejorar las habilidades sociales
Archivo

Esta es la conclusión a la que han llegado unos investigadores que siguieron durante seis años a 873 niños escolares noruegos cuando tenían 6 años

AGENCIAS

Las niñas se benefician más que los niños de los juegos dirigidos a mejorar las habilidades sociales, tal y como se ha mostrado en un estudio llevado a cabo por expertos de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología en Trondheim (Noruega), y que ha sido publicado en la revista 'Child Development'.

Para el estudio actual, los investigadores siguieron durante seis años a 873 niños escolares noruegos cuando tenían 6 años. Cada dos años, los padres o los niños informaron cuánto tiempo pasaban los niños jugando; y los maestros evaluaron la «competencia social» de los niños, basándose en lo bien que siguieron las instrucciones, controlaron su comportamiento y mostraron confianza en los entornos sociales.

Después de que los investigadores tomaron en cuenta los factores que pueden influir de manera independiente en las habilidades sociales, como tener sobrepeso u obesidad, o provenir de un hogar de bajos ingresos donde los padres tienen menos educación, no encontraron ninguna conexión entre el tiempo dedicado al juego y las habilidades sociales para los niños.

Sin embargo, las niñas que pasaron más tiempo jugando a la edad de 10 años mostraron habilidades sociales más pobres dos años más tarde que las niñas que dedicaron a jugar. «Las habilidades sociales más pobres predicen los juegos futuros, pero el tiempo dedicado a jugar en sí mismo no tiene impacto en el desarrollo social, al menos para los niños», han dicho los expertos.

El estudio sugiere que la brecha de género podría tener algo que ver con las diferencias en la forma en la que las niñas y los niños juegan, y cómo se socializan. Los chicos pasaban más tiempo jugando en general, y también tendían a reunirse en grupos para jugar, mientras que las niñas juegan solas muchas más veces.