Un innovador método educativo que convierte a los niños en devoradores de libros

Un innovador método educativo que convierte a los niños en devoradores de libros

Con él se evitan las temidas lecturas obligatorias que en ocasiones generan rechazo y merman su interés lector

«Todos hemos sufrido las lecturas obligatorias: el profesor elige los mismos libros para todos los alumnos. Obviamente, esto es así porque sería imposible para un profesor evaluar la actividad lectora de decenas o cientos de alumnos si cada uno leyera un libro distinto. Sin embargo, los currículos educativos de primaria y secundaria no precisan qué libros deben leerse, sino que destacan un objetivo: se debe promover el gusto por la lectura, que los niños desarrollen el hábito lector. Para lograrlo, la imposición de las lecturas, no resulta la mejor forma. Yoleo Club nació para hacer compatible la evaluación escolar de las lecturas con el placer por leer», asegura Jesús Hernán, fundador de Yoleo Club. Todo ello, en un país en el que el número de lectores ha crecido hasta el 61,8% en 2018, si bien un 38,2% no lee nunca o casi nunca, según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2018.

Basado en el método pedagógico de lectura libre de Nancie Atwell, Yoleo Club se presenta como una plataforma gamificada para web, tablet y móvil que permite a los niños de entre 8 y 16 años escoger entre un amplio catálogo de propuestas de lectura, evitando las temidas lecturas obligatorias que en ocasiones generan rechazo y merman su interés lector. En esta plataforma se incluyen desde libros clásicos a novedades de la literatura infantil y juvenil. El niño, una vez registrado, puede escoger una de las recomendaciones de lectura que encontrará a su disposición en la web. A medida que vaya avanzando en la lectura, en la plataforma encontrará cuestionarios de comprensión lectora organizados por capítulos.

«La herramienta incorpora estrategias de gamificación. Así, cuando el menor se registra puede crear un propio avatar. Y cuando responde correctamente los cuestionarios obtiene puntos que le permiten subir de nivel y acceder a nuevas recompensas. Tanto sus lecturas como los logros conseguidos irán desarrollando su currículum lector», explica Jesús Hernán.

Este sistema, diseñada para centros educativos, permite al docente monitorizar y certificar esta lectura libre y hacer un seguimiento personalizado de la evolución lectora de cada alumno mediante una serie de datos, informes y gráficos, al mismo tiempo que atiende la diversidad de necesidades en el aula.

«Se pueden encontrar lecturas en varios idiomas adecuadas a diferentes niveles lectores según la edad, incluyendo libros de lectura fácil para atender a alumnos con dificultades de aprendizaje. Además, el profesorado tiene acceso a otros contenidos y recursos pedagógicos relacionados con estrategias para el fomento de la lectura que complementan el trabajo realizado con la plataforma», mantiene el fundador de la plataforma.

Este innovador proyecto cuenta con más de 10.000 alumnos que ya utilizan la plataforma. Los centros escolares Yoleo crean un marco donde se amplía, se dinamiza y se socializa la experiencia lectora. «Para los estudiantes acostumbrados a utilizar nuevas tecnologías, el método es muy sencillo e intuitivo, es perfecto y sus resultados sorprenden a los propios docentes», afirma Jesús Hernán.