El Gobierno Vasco mueve ficha para tratar de solucionar el conflicto en la red concertada

Alumnos del colegio Jesuitak Donostia salen de clase y se disponen a montar en el autobús./MIKEL FRAILE
Alumnos del colegio Jesuitak Donostia salen de clase y se disponen a montar en el autobús. / MIKEL FRAILE

La consejera Uriarte se reunió el pasado viernes con las patronales y ayer con los padres | Educación trabaja de forma «discreta» y mantiene «canales abiertos» con los sindicatos, en vísperas de la huelga de 8 días que empieza mañana

Gaizka Lasa
GAIZKA LASASAN SEBASTIÁN.

Técnicamente, no es parte concerniente en el conflicto, pero profesores, centros educativos y hasta los padres a las puertas de los colegios le interpelan. Todos miran al Gobierno Vasco, como garante final de la prestación del servicio público de la educación en Euskadi, para que interceda en el enquistado problema entre las patronales de centros concertados de iniciativa social y los sindicatos. Tan encallado está el asunto que tras seis días de paro este curso, a partir de mañana las centrales han llamado a otras ocho jornadas de huelga, desde mañana hasta el día 25. Y las dimensiones del entuerto no son nada desdeñables: afecta a 215 colegios, con 120.000 alumnos y unos 9.000 trabajadores. Cada centro decidirá hoy el grado de seguimiento que hace a la huelga.

La gravedad que empieza a cobrar el conflicto ha obligado al departamento de Educación del Gobierno Vasco a irrumpir en el embarrado campo de juego para tratar de buscar algún tipo de solución. Durante las últimas horas, ha movido ficha en forma de reuniones discretas para explorar el terreno y tratar de dar pasos hacia nuevos escenarios que desbloqueen la situación actual. Según ha podido saber este periódico, el pasado viernes una representación de Educación, liderada por la propia consejera Cristina Uriarte, se reunión con las patronales de los centros concertados de iniciativa social, Kristau Eskola, AICE-IZEI e Ikasgiltza.

El Gobierno Vasco no ha hecho público el contenido de dicho encuentro, que enmarca dentro de una serie de «movimientos» orientados a buscar algún tipo de salida al túnel en el que se encuentra hoy por hoy la negociación entre estas patronales y los sindicatos ELA -mayoritaria en el sector-, LAB, Steilas, CCOO y UGT. De hecho, hoy mismo, responsables de Educación tienen previsto mantener otra reunión con una delegación de las patronales, liderada por Kristau Eskola.

El encuentro servirá para que se aborde el asunto de los servicios mínimos en la huelga que arranca mañana, pero en el desarrollo del mismo se pondrán sobre la mesa las posibilidades de intermediación del Gobierno Vasco, fuente de financiación de los conciertos de los centros pertenecientes a estas redes educativas ahora amenazadas por la reivindicación sindical.

El aspecto económico es uno de los que ha emergido históricamente en las conversaciones entre las asociaciones de centros educativos y el departamento de Educación, si bien este no es el único punto objeto de análisis. De hecho, el acuerdo alcanzado por Ikastolen Elkartea -también red concertada- con el sindicato mayoritario LAB para suscribir su convenio evidencia que la financiación no es el único caballo de batalla.

En cuanto a la comunicación con los sindicatos, el Gobierno Vasco mantendría «abierto el canal de interlocución», si bien el grado de eficacia del diálogo mantenido ha sido prácticamente nulo con ELA, lo que indica bien a las claras la dificultad que entraña una operación de desbloqueo del conflicto.

Un «exceso»

De momento, los «movimientos» del Gobierno Vasco se están produciendo con absoluta discreción. También los que mantiene con asociaciones de padres. De hecho, fueron las Ampas las que dieron cuenta de la reunión que ayer mantuvieron con la propia consejera. Durante la misma, Uriarte avanzó que su departamento pedirá hoy un aumento de los servicios mínimos que fijará la Consejería de Trabajo para la huelga, con el fin de establecer unas condiciones para dar una «atención mínima» al alumnado de necesidades educativas especiales y de otros centros.

Tras el encuentro en Bilbao con representantes de las federaciones de asociaciones de madres y padres del alumnado de los centros concertados de iniciativa social, la responsable vasca de Educación dijo compartir su preocupación con ellos, y calificó de «exceso» los ocho días de huelga convocados, por lo que pidió una «reflexión» a los sindicatos, porque, según advirtió, «no podemos permitir que nuestros alumnos pierdan el curso».

Más allá de los mensajes transmitidos en privado en las citadas reuniones discretas, en sus manifestaciones públicas reiteró su apelación a las partes para que saquen el conflicto de las aulas, porque «no pueden ser perjudicados los alumnos». Les instó a que se sienten a negociar y a que actúen con responsabilidad «porque estamos en una situación muy seria».

Las posturas

KRISTAU ESKOLA
Plan de mantenimiento de puestos de trabajo
Acceso a la jubilación parcial y la reducción lectiva y acuerdo de recolocación.
Salarios
Tablas de pago delegado + 0,5%.
Equiparación salarial ESO 1 y ESO 2
A partir del 1 de enero de 2019.
Jornada y cargas de trabajo
Garantizar dos horas complementarias semanales de promedio para los trabajos personales, entre otras cosas.
Jornada docente formación personal
Para los segundos cursos de los ciclos de grado medio y superior: 27 horas por semana.
Mejora de condiciones para los cuerpos más precarizados y feminizados (Especialistas de apoyo educativo y personal del primer ciclo de infantil)
Reducir la jornada anual a 40 horas en 2019 para el primer grupo, entre otras cosas.
SINDICATOS
Salarios
Actualizar los salarios que están congelados desde 2009. Denuncian que las pérdidas del poder adquisitivo son superiores al 10%.
Especialistas de apoyo educativo y personal del primer ciclo de Educación Infantil
Mejorar sus condiciones de trabajo.
Jornada y cargas de trabajo
Reconocer una serie de horas para que los profesores puedan hacer su trabajo durante su horario de trabajo. Además, exigen el reconocimiento de 70 horas al año por el trabajo del personal docente fuera del horario del centro.
Equiparación salarial entre el profesorado de ESO 1 y ESO 2
Igualar el salario entre los profesores de ambos cursos.
Plan de mantenimiento de puestos de trabajo
Recolocación del personal excedente en los centros.

Por su parte, la portavoz de las federaciones de madres y padres, Miriam González, pidió a la consejera que les ayude a que se retire el conflicto laboral de las aulas, dado que con estos paros «se pierde casi un 10% del curso lectivo y no sabemos el final de todo esto».

Es consciente de ello el director general de Kristau Eskola, Mikel Ormazabal, que ayer lanzó un mensaje a las familias para decirles que «nos sumamos a vuestra preocupación por las consecuencias que dicha huelga, de llevarse a cabo, tendría en vosotros en materia de merma de la calidad educativa y conciliación; y recordaros que estamos haciendo todo lo posible por volver a la senda de la negociación». A este respecto añadió que «desde noviembre de 2017 son cuatro las propuestas que hemos presentado a la mesa de negociación del convenio sin recibir poco más que respuestas maximalistas a la misma. Es necesaria una concreción por parte de los sindicatos para poder llegar a negociar un acuerdo». Por tanto, Kristau Eskola no presentará nuevas propuestas y apela a la «responsabilidad y profesionalidad de los sindicatos para poder llegar a un acuerdo».

Más

 

Fotos

Vídeos