El estudiante con la nota más alta de selectividad de España no irá a la Universidad

Carlos Rodríguez estudiará Arte Dramático. /
Carlos Rodríguez estudiará Arte Dramático.

Carlos Rodríguez obtuvo un 14 sobre 14 en la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad

SILVIA CANTERA

Sin un solo fallo. Carlos Rodríguez bordó su examen de selectividad. 14 sobre 14. Este alumno de Torrevieja sacó la máxima nota en la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad, pero no tiene interés en ir a la facultad. Su sueño es estrenar un musical en la Gran Vía y por ello se ha matriculado en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid. Ha superado ya la primera prueba de acceso y está a la espera de que le confirmen que ha sido aceptado en dramaturgia, la rama que más le interesa.

Con una media de 10 en Bachillerato, el joven está sorprendido por el interés que ha suscitado su elección de estudios. «No pensaba que fuera a llamar tanto la atención». «Me metí en el itinerario de Ciencias porque se me daba bien», asegura este alumno del IES Las Lagunas de Torrevieja. Baila desde los cuatro años y cuando cumplió ocho empezó a ir «con la cámara a todas partes, grabando vídeos». Sus pasiones no fueron bien acogidas del todo cuando llegó al instituto. Le advirtieron de que dejara a un lado «las actividades extraescolares y los hobbies», teniendo en cuenta su brillante currículo académico.

Tras rodar un cortometraje sobre el acoso escolar, el profesor de música le recomendó que escribiera un musical de teatro para fin de curso. Estaba en cuarto de la ESO y lo llevó a cabo pese a que en el centro no hay itinerario de Artes. Ese guion marcó su futuro. Carlos Rodríguez tuvo un gran éxito con la obra y se animó a realizar otras dos durante el Bachillerato.

Aunque siempre ha tenido pasión por los escenarios, «no era consciente de lo que iba a suceder». Comenzó a estudiar Bachillerato con la intención de ser «ingeniero, matemático o lo que fuera» dentro de la rama de Ciencias, pero finalmente su amor por la dramaturgia ha pesado más.

Aceptado en la Universidad de Warwick

¿Y en casa qué opinan? «Mi madre, desde el principio, me ha dicho que a por todas». Su padre, profesor de Física y Química, fue un poco más reticente. «Le ha costado más, pero después de hablar con él, ya lo ha entendido». De hecho, animó a su hijo a estudiar Física o Matemáticas en Inglaterra, e incluso fue aceptado para ingresar en la Universidad de Warwick.

Dentro del Arte Dramático, su primera opción es el teatro, ya que le encanta «el contacto directo con el espectador. Esa sensación de estar ensayando durante meses y que llegue el estreno y salga todo bien es increíble». Aunque no descarta intentar trabajar en el cine, donde explica que ya cuenta con algo de experiencia. Y apunta maneras en la televisión. «Tengo más de mil folios escritos de una serie», revela.

Hasta que no se subió a un escenario, su relación con el ámbito teatral se reducía a la información de los libros de texto: Lope de Vega, Rojas, Zorrilla... «y Luces de Bohemia, de Valle Inclán». Su lectura favorita es 'La vida es sueño', de Calderón de la Barca, aunque últimamente también ha leído libretos «de los grandes musicales».

Pese a su amor por la escritura, con semejante don para los números, reconoce que se ha planteado «estudiar Física o Matemáticas a distancia». Aunque no tiene prisa. «No en cuatro años, sino en el tiempo que me vaya quedando libre».