Cristina Uriarte: «Espero que la ministra Celaá evite al menos los aspectos más perjudiciales de la Lomce»

La consejera Cristina Uriarte, en Alderdi Eder, ante la delegación de Educación en Gipuzkoa./IÑIGO ARIZMENDI
La consejera Cristina Uriarte, en Alderdi Eder, ante la delegación de Educación en Gipuzkoa. / IÑIGO ARIZMENDI
Consejera de Educación

Satisfecha con los acuerdos alcanzados con los sindicatos, dice que el conflicto ha servido para analizar en profundidad las necesidades de la escuela pública vasca

Teresa Flaño
TERESA FLAÑOSAN SEBASTIÁN.

Después de unos tensos meses, especialmente por el conflicto laboral en la escuela pública vasca, la consejera de Educación no puede evitar sonreír cuando hace balance del curso que ahora acaba: las negociaciones con los sindicatos tuvieron su fruto y se desconvocaron las últimas huelgas, en breve presentará el documento con las aportaciones de los agentes del Acuerdo para la Educación y a finales de este mes el Parlamento aprobará la primera Ley de Formación Profesional.

- ¿Podríamos decir que éste ha sido un curso conflictivo, con momentos tensos, pero con un final feliz?

- Ha sido tenso e intenso. La negociación con los sindicatos ha tenido distintos momentos. Ha ocupado prácticamente todo el curso y eso ha generado tensión en la administración, pero sobre todo, con la convocatoria de las huelgas, en los centros educativos. Nuestro propósito ha sido sacar el conflicto y la tensión de las escuelas porque donde tenía que tratarse el tema era en las mesas de negociación. Nos hemos volcado en ello porque merecía la pena. Estamos satisfechos porque el resultado ha sido en bien de los trabajadores, pero sobre todo, para el bien del propio sistema educativo.

- ¿Mirando ahora hacia atrás, piensa que se podría haber solucionado antes?

- No se puede decir. Hemos vivido distintos momentos en la negociación, con posicionamientos que han ido avanzando poco a poco. Desde el principio pusimos sobre la mesa una serie de propuestas sobre las que trabajar que han necesitado su tiempo para que se analizasen y desarrollasen. A todos nos hubiera gustado que la negociación hubiese durado menos. Vamos a pensar que ha tenido un buen final y es en beneficio del sistema educativo vasco.

- También habla de intensidad.

- Sí, porque se ha puesto en marcha un montón de proyectos y se han desarrollado muchas acciones. Haciendo un repaso rápido, hasta yo misma me quedo sorprendida. Comenzamos con el proceso para alcanzar el Acuerdo para la Educación, con un documento que esperamos que antes de que termine el periodo de sesiones remitirlo al Parlamento. También están el plan lector, el programa de prevención del acoso escolar, la iniciativa global de formación para implementar la metodología de la enseñanza por competencias... En el ámbito de la universidad hemos trabajado en la formación dual con 22 titulaciones. Además, a finales de este mes aprobaremos la ley de FP.

- ¿El tema de los malos resultados del último informe PISA, que revelaron un descenso de Euskadi en las áreas de ciencias, comprensión lectora y en matemáticas respecto a informes anteriores, sigue estando muy presente?

- Tenemos que ser conscientes de los ámbitos en los que tenemos que mejorar. PISA supuso un revulsivo para ponernos las pilas y hemos ido trabajando.

- Este año no ha habido tanto revuelo con las evaluaciones diagnósticas que realiza su departamento.

- Hemos hablado con los centros. Esperamos que la cultura de la evaluación diagnóstica no se pierda porque es la manera de saber en qué tenemos que mejorar.

- ¿Se puede sacar alguna conclusión positiva del conflicto laboral de la escuela pública?

- Nos ha servido a todos para hacer un análisis un poco más profundo de las necesidades que tenemos y a las que hay que dar respuesta. No me refiero solo a las condiciones laborales de los empleados, sino también ha servido para tomar medidas en beneficio del propio sistema como establecer índice de necesidades educativas especiales. Se determinan los centros que tienen unas necesidades más apremiantes que otros y así abordar con más rapidez las ayudas. Hemos hecho un análisis más cercano.

«Esperamos que la OPE de esta semana transcurra con normalidad y que la gente vaya tranquila»

«Los malos resultados de PISA supusieron un revulsivo para ponernos las pilas»

- ¿El hecho de que ELA no se haya sumado a los acuerdos puede tener alguna consecuencia?

- Es el sindicato el que tiene que hacer la reflexión de por qué no ha querido sumarse y explicarlo.

- Uno de los puntos de la negociación ha sido la convocatoria de varias OPE de aquí al final de la legislatura, la primera de ellas esta semana.

- Con ellas buscamos estabilizar nuestro profesorado interino. La idea es poder disminuir unos diez puntos el grado de interinidad que tenemos en nuestros colectivos. Tal y como está la tasa de reposición, el planteamiento es que en toda la legislatura podamos convocar 5.000 plazas pero no descartamos llegar hasta las 5.500. Es lo máximo que se nos permite, tenemos que hacer las cosas bien para que haya una seguridad jurídica y que no se puedan recurrir.

- ¿Con la que se ha montado con la OPE de Osakidetza, tienen miedo de que haya alguna filtración?

- Siempre tenemos un cuidado especial. Todo proceso de evaluación que conlleva una participación amplia requiere una atención especial. Si nos hemos cuidado de que la seguridad jurídica sea la máxima con el número de plazas para que no se recurran, también tenemos que asegurar que todo el planteamiento se desarrolle de una forma correcta, siguiendo todos los protocolos. Esperamos que todo transcurra con normalidad y que la gente vaya tranquila a la oposición.

- Su antecesora en el cargo, Isabel Celaá, ahora es ministra de Educación. ¿Ya ha mantenido algún contacto?

- El día que le nombraron hablé con ella un momento para felicitarle y quedamos en que teníamos que ponernos a trabajar. Conoce perfectamente este sistema porque ha sido profesora, además de consejera.

- ¿Cuáles son las primeras peticiones que le va a realizar? ¿Que retiren los distintos recursos como el decreto que establece el currículo de Educación Básica?

- Ahí tenemos un trabajo pendiente y ella lo conoce. Está todo el tema de las judicializaciones que se dieron en la legislatura anterior. Nosotros recurrimos la Lomce y ellos recurrieron nuestros currículos, las becas... Espero que la ministra pueda mediar.

- ¿Tiene la esperanza de que retire la Lomce?

- Cuando estaba de consejera, incluso antes de que se aprobara la ley, tenía un posicionamiento muy crítico con la propuesta. Creo que todos estamos bastante de acuerdo, pero hay que ver qué mayorías se conforman en el Congreso. Además, al tratarse de una ley orgánica requiere un proceso muy largo. Espero que la ministra evite al menos que los aspectos más perjudiciales de la Lomce nos afecten.

- Ahora el conflicto está en la enseñanza concertada, salvo en las ikastolas. Por un lado, los trabajadores se quejan de una importante pérdida de poder adquisitivo, y por otro los centros piden mayor financiación por parte de la administración. ¿Cómo ve la situación?

- En el aspecto laboral hay un conflicto y creo que tienen que sentarse a negociar como hemos hecho nosotros. Otra cuestión es la reivindicación de los centros concertados de una mayor financiación que tiene otra vía de trabajo.

- Se quejan de que reciben poco dinero y que les quitan autonomía.

- Hay una serie reivindicaciones que se debatirán cuando sea oportuno. En estos momentos, a través del sistema de conciertos, hay una financiación establecida por módulos, y tenemos otras vías de trabajo con ellos.

- Antes de finales de este mes van a presentar el documento del Acuerdo para la Educación con las sugerencias de distintos agentes.

- El objetivo de este documento es establecer los principios básicos de lo que queremos que sea la educación en nuestro país en el futuro. Estamos trabajando desde la legislatura anterior. Son principios básicos a los que después habrá que dotar de la financiación necesaria para desarrollarlos. Ya ha pasado por el Consejo Escolar y ahora estamos analizando el dictamen para incorporar las propuestas y llevarlo al Parlamento Vasco. Primero es el qué y luego el cómo y el con qué.

- Quienes lo critican aseguran que se trata de una excusa para implantar el plan Heziberri 2020 al que consideran una traslación de la Lomce.

- Algunos mezclan ideas. Heziberri es un marco educativo sobre el que se ha ido construyendo el resto el modelo educativo pedagógico. A partir de ahí se elaboraron los currículos. Hubo más de 800 aportaciones de agentes y especialistas, algo que se hacía por primera vez en unos decretos que son competencia del Gobierno elaborarlos. La Lomce es una ley orgánica y con esos decretos hemos intentado solventar algunos aspectos de la Lomce, pero nos los han recurrido. A pesar de ello, tenemos claro el camino que tenemos que seguir, siempre con la participación de los distintos agentes.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos