El Parlamento Vasco pide que se busque una nueva ubicación al Conservatorio donostiarra

Los pasillos del Conservatorio están ocupados por instrumentos y otros enseres/
Los pasillos del Conservatorio están ocupados por instrumentos y otros enseres

El edificio del Conservatorio, en la calle Easo número 45, no está insonorizado, tiene una mala climatización, cuenta con un montacargas en lugar de un ascensor y los estudiantes apenas tienen espacio para las clases

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO

La Comisión de Educación de el Parlamento Vasco ha aprobado esta mañana una proposición no de ley por la que se insta a que «junto a la dirección y el órgano superior del Conservatorio Francisco Escudero un diálogo y un estudio sobre las posibles condiciones y ubicaciones idóneas para que el Conservatorio implemente su currículum de una manera digna y encontrar, en consecuencia, un espacio que satisfaga las necesidades del centro, con el objetivo de convertirse en una propuesta susceptible de ser llevada a cabo en un plazo de tiempo razonable». La proposición presentada por EH Bildu ha sido aprobado con los votos favorables de todos los grupos parlamentarios. El edificio inicialmente pertenecía al Ayuntamiento, que después lo donó al Gobierno Vasco.

Josu Estarrona, el encargado de defender la propuesta, ha recordado que hace un año representantes del Conservatorio donostiarra comparecieron ante esta misma comisión para explicar el estado del edificio. «Ahora la situación sigue siendo precaria y preocupante, incluso más porque el tiempo no pasa en balde», ha señalado el parlamentario abertzale.

José Antonio Pastor, portavoz del grupo Socialistas Vascos, ha comentado que la solución es difícil porque «se trata de un edificio situado en el centro de la ciudad al que acuden estudiantes de toda Gipuzkoa», por lo que su alternativa debería ser otro con similares características, «también situado en el centro, lo que complica la solución».

Por su parte, Iñigo Martínez, representante de Elkarrekin Podemos, ha considerado que el consenso es posible y que los próximos presupuestos municipales de San Sebastián ya deberían incluir una partida para el proyecto.

Desde EAJ-PNV, Izaskun Berasaluze, ha dicho que «el edificio ha dado lo que tenía que dar» y ha recordado que el alcalde Eneko Goia ya habló de que una posible solución estaría en ubicar el Conservatorio a poca distancia del actual, tras el soterramiento de la estación de Amara, bien en el edificio que existe o en uno nuevo, «pero eso solo podría ser a medio o largo plazo».

El edificio del Conservatorio, en la calle Easo número 45,no está insonorizado y por lo tanto el sonido se transmite a través de las paredes. Además hay una mala climatización, ausencia de auditorio, cuentan con un montacargas en lugar de un ascensor, la accesibilidad es insuficiente y los estudiantes apenas tienen espacio para las clases por lo que los pasillos están ocupados con sus instrumentos y otros enseres. La biblioteca, con 20.000 obras catalogadas en 130 metros cuadrados, tiene numerosas filtraciones de humedad en las paredes. En la actualidad hay más de 350 alumnos matriculados, medio centenar de profesores dan clases en 35 aulas repartidas por 3.000 metros cuadrados. El inmueble es de estilo racionalista y está protegido, por lo que no puede ser modificado ni ampliado para mejorar las instalaciones.