La red concertada afronta cuatro días de huelga con 120.000 alumnos afectados

Manifestación de la enseñanza concertada el pasado mes de octubre. /Usoz
Manifestación de la enseñanza concertada el pasado mes de octubre. / Usoz

AGENCIAS

Los centros de iniciativa social de la red de enseñanza concertada del País Vasco afrontan desde mañana cuatro días huelga convocados por los sindicatos ELA, Steilas, CCOO, LAB y UGT, que dejarán sin clase o alterarán la normalidad académica de unos 120.000 alumnos.

El nuevo llamamiento, continuidad de las huelgas llevadas a cabo los pasados 9 y 10 de octubre y de las secundadas también el curso pasado en demanda de mejoras laborales, afectan a un total de 215 centros educativos de iniciativa social, que representan el 70 % de la enseñanza privada concertada vasca.

Los sindicatos llaman a los 9.000 trabajadores que prestan sus servicios en estos centros a salir a la huelga y a movilizarse en la calle al considerar insuficiente la última oferta de convenio planteada por la patronal del sector.

Según las centrales, los planteamientos de la patronales Kristau Eskola y AICE-IZEI están lejos de las demandas de los sindicatos, que reclaman mejoras salariales y de condiciones de trabajo para un colectivo que lleva sin renovar el convenio cerca de diez años y soporta cargas de trabajo «insostenibles».

Entre otras reivindicaciones, piden recuperar el poder adquisitivo perdido, equiparar salarialmente al profesorado de la ESO -con diferentes salarios según el ciclo- y mejorar las condiciones para los trabajadores en situación más precaria como los de la franja infantil de 0-3 años y los especialistas de apoyo educativo.

Los sindicatos también demandan un acuerdo para recolocar al personal afectado por el previsible cierre de aulas que provocará el descenso de la natalidad.