El PP vota con PNV y PSE a favor de las bases del futuro modelo educativo vasco

La consejera Uriarte entra en un aula acompañada por Eneko Goia en el acto de apertura de curso escolar. /José Mari López
La consejera Uriarte entra en un aula acompañada por Eneko Goia en el acto de apertura de curso escolar. / José Mari López

Elkarrekin Podemos ha votado en contra y EH Bildu no ha participado en la votación

AGENCIAS

La Comisión de Educación del Parlamento Vasco ha respaldado este lunes el documento de «Bases para el acuerdo educativo» con los votos de los socios del equipo de gobierno PNV-PSE, a los que se ha sumado el PP, mientras que Elkarrekin Podemos ha votado en contra y EH Bildu no ha participado en la votación.

Tanto la coalición abertzale como la formación morada han pedido en el debate monográficosobre este documento celebrado este lunes en la comisión de Educación de la Cámara vasca que se revisara y se rehiciera al entender que no respondía a los principales retos educativos y que no era válido como punto de partida para una futura Ley de Educación, pero sus planteamientos han decaído.

En cambio, han salido adelante más de un centenar de propuestas de resolución acordadas por PNV-PSE, que han contado con el apoyo del PP, algunas de cuyas enmiendas también han salido adelante y otras han sido transadas con los socios del Ejecutivo vasco.

La comisión parlamentaria ha acordado así pedir al Gobierno Vasco que siga trabajando en la vía del acuerdo para garantizar una Ley de Educación «adecuada a los tiempos y que mire al futuro».

También se propone avanzar en la calidad del sistema educativo vasco, promoviendo «la equidad, la cohesión social, la educación en valores, el respeto a la pluralidad y libertad de pensamiento y creencias, así como los derechos humanos y la defensa de la diversidad».

Advertencia del PP a PNV y PSE

La portavoz del PP en la Comisión de Educación del Parlamento Vasco, Juan de Bengoechea, ha advertido de que sus aportaciones en positivo al documento 'Bases para el acuerdo educativo', tras transaccionar varias aportaciones al texto con el PNV y PSE-EE, no presupone «en absoluto» el apoyo del PP a la futura Ley Vasca de Educación.

En declaraciones a Europa Press, Bengoechea ha indicado que el documento de bases para el acuerdo es «absolutamente light, en el que la Consejería ha intentado no estar en ningún tema verdaderamente capital». «Es un documento que no se metía en ningún aspecto verdaderamente profundo, por lo que nos ha sido fácil llegar a un acuerdo de mínimos», ha precisado.

Respecto a las incorporaciones del PP al texto del equipo de Gobierno, ha destacado que se consigue una «verdadera igualdad, ya que se habla por primera vez de 'escuela vasca', entendiéndose que está formada por las dos redes, la pública y la concertada, ya que la anterior ley era la Ley de Escuela pública vasca».

En cuanto a las críticas de EH Bildu y Elkarrekin Podemos denunciando que el documento marco elaborado como base para una nueva Ley de Educación Vasca ha llegado al Parlamento «cerrado, cocinado, dirigido y con el debate capado», Bengoechea ha reconocido que la consejera «marcó los campos de juego, lo que es limitar el juego». «Una vez delimitados los campos de juego, sí hubo participación», ha afirmado.

En materia de convivencia, se apuesta por una escuela inclusiva y se insta al Departamento de Educación a adoptar las medidas necesarias «para la integración equilibrada» de los alumnos de origen extranjero en la red pública y en la concertada, así como a «dar una respuesta integral a la creciente segregación del alumnado en la escuela pública vasca, poniendo especial atención en aquellos centros donde la tasa sea mayor».

Entre las enmiendas transadas con el PP figura la que pide al Ejecutivo vasco que ponga las medidas para que cada centro educativo diseñe su propio proyecto lingüístico, y que en virtud de su autonomía, los centros puedan ser trilingües. El objetivo es adquirir «una competencia avanzada en las dos lenguas oficiales, garantizando el objetivo de un bilingüismo correcto, a la vez que se garantice un nivel medio en lengua extranjera, básicamente el inglés».

El texto es fruto de un proceso participativo impulsado por el Departamento en cinco mesas de trabajo sobre convivencia, lenguas, evaluación, modernización de la educación y autonomía de los centros. Se completó con más de cien aportaciones ciudadanas y con propuestas del Consejo Escolar de Euskadi, del que salió con el voto en contra de los representantes de las familias de la red pública, Ehige, de Steilas, CCOO, ELA y LAB.

La consejera de Educación, Cristina Uriarte,ha insistido en la necesidad de hacer una nueva ley para hacer frente a los cambios «vertiginosos» en esta materia, en la que se recoja un modelo «propio» y se aborde la atención a la diversidad, las nuevas tecnologías y el plurilingüismo con el euskera como eje central.

Ha destacado que el texto se ha redactado con «diálogo, debate, generosidad y amplitud de miras» y ha pedido que se trate con «mirada a largo» plazo y que no se use como «arma política». Por ello, ha pedido a los grupos que acepten una «negociación responsable, leal y honesta» para dar pasos hacia una nueva ley.

«No puedo entender que algunos quieran dar carpetazo. Queremos un sistema propio, pero no somos capaces de avanzar. ¿Qué quieren, empezar de nuevo y dejarlo para otra ocasión?», ha preguntado Uriarte, quien ha insistido en que el documento recoge los temas «claves» y que la concreción «vendrá después».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos