Diez centros de Gipuzkoa tienen más del 50% de alumnos de origen extranjero

Alumnos en una ikastola. /Sara SantosGráfico
Alumnos en una ikastola. / Sara Santos

Educación aplicará medidas, como la modificación delos criterios de escolarización con el curso iniciado, para lograr más equidad en las aulas

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO

La población de origen extranjero en el País Vasco ha aumentado notablemente. En dos décadas ha pasado del 1,3% al 9,4% (206.175 personas) del total de habitantes. Este incremento ha tenido su reflejo en el sistema educativo. Para conocer de primera mano esa nueva realidad, el Departamento de Educación ha elaborado el estudio 'La escolarización del alumnado de origen extranjero en el sistema escolar de la CAPV', en colaboración con el Observatorio Vasco de Inmigración, Ikuspegi. El resultado es una especie de foto fija que permitirá «identificar y dimensionar mejor los retos, y definir las intervenciones que mejor contribuyan al principal propósito de la educación: garantizar las oportunidades educativas de todo el alumnado, independientemente de su origen o condición», según explicó este lunes la consejera Cristina Uriarte. Entre los resultados, se revela que diez centros educativos de Gipuzkoa tienen más del 50% de alumnos de origen extranjero.

El diagnóstico recoge que en Euskadi hay 33.079 alumnos de origen extranjero, el 15,7% del total, que incluye a los nacidos fuera del Estado y a aquellos que aunque nacidos en España al menos uno de sus padres es originario de otro país. 21.227 están matriculados en Primaria (16,4%) y 11.852 en Secundaria (14,6%). Por territorios, es Álava el que cuenta con mayor porcentaje de población inmigrante y también más alumnado de origen extranjero, con un 25 % de las matrículas de Primaria y un 20 % en la ESO, frente a Gipuzkoa y Bizkaia, que se sitúan entorno al 15 % en ambas etapas.

De un total de 129.364 escolarizados en Primaria, el 80,9% son nativos (104.683), el 11,7% son nacidos en el Estado con ascendencia extranjera (15.097), y el 4,7% (6.130) ha nacido en otro país. Hay un 2,7% del que se desconoce su origen y el de sus progenitores. Por su parte, en Secundaria, de un total de 81.249 alumnos escolarizados, el 83,9% son nativos (68.191), el 5,3% (4.276) tienen padres extranjeros y el 9,3% (7.576) ha nacido fuera de España.

Redes educativas

En cuanto a la distribución por redes educativas, la población de origen extranjero tiene, proporcionalmente, una representación mayor en la red pública que en la red concertada, aunque con diferencias significativas entre etapas. Así, en la pública, el alumnado de origen inmigrante representa el 22,8% en Primaria, y el 18% en la ESO. En el caso de la red concertada, los porcentajes son del 9,6% en Primaria y del 11,6% en la ESO. En datos absolutos, se constata una diferencia significativa en el caso de Primaria (15.216 estudiantes en la pública y 6.011 en la concertada), aunque la diferencia es notablemente menor en el caso de la Educación Secundaria (6781 y 5071).

Analizando la situación por territorios históricos, se comprueba que la mayor proporción de población de origen extranjero tiene su reflejo directo en la escolarización. Álava es donde existe mayor porcentaje de alumnado de origen extranjero (25% en Primaria y 20% en la ESO), frente a la realidad de Bizkaia (15%-14%) y de Gipuzkoa (15%-13%).

Con respecto a la situación territorial por redes educativas, la escolarización del alumnado de origen extranjero se da mayoritariamente en la red pública en los tres casos; aunque los porcentajes varían entre Primaria y la Educación Secundaria. En Primaria, el 84% del alumnado alavés de origen extranjero está matriculado en la red pública, porcentaje que baja al 68% en Gipuzkoa y un punto menos en Bizkaia. En la ESO, Gipuzkoa es el territorio con el porcentaje más elevado en la red pública (60,4%), frente al 58,8% de Álava y el 54,4%

Las realidades son distintas según las zonas del País Vasco. Por lo general, guardan relación con la variedad y cobertura de la oferta escolar y las preferencias en la elección de las familias que habitan en un determinado contexto local, pero también con otros aspectos de un ámbito más amplio como las características socio-económicas y socio-lingüísticas de la población o sus patrones culturales. Pero hay ciertos centros que aglutinan un número mayor de estudiantes extranjeros. En el análisis también se refleja que en la Comunidad Autónoma Vasca se dan concentraciones de alumnado de origen extranjero en una serie de centros del sistema escolar. Se entiende que un centro tiene una concentración alta cuando el colectivo supera el 50% del alumnado total.

Según los datos de matrícula, se han identificado 44 centros en esa categoría, lo que supone un 5,05% del total. En Primaria hay 32 centros de alta concentración de alumnado de origen extranjero, el 6%. Seis de ellos están ubicados en Gipuzkoa, 12 en Álava y 14 en Bizkaia. En cuanto a Secundaria, hay doce centros, el 3,6% del sistema escolar, de los que 4 se encuentran en Gipuzkoa, mientras que hay 2 en Álava y 6 en Bizkaia.

2.500 en Donostia

Aunque en Gipuzkoa el porcentaje de la población escolar que es de origen extranjero es inferior al 20%, hay once municipios que en Primaria superan ese porcentaje. Entre ellos destacan Ordizia e Ikaztegieta con más de un 25%. En Secundaria, en general, la proporción de población escolar de fuera es inferior a la etapa de Primaria. Ordizia, Lasarte, Hernani, Eibar, Irun Arrasate, Beasain y Elgoibar son los municipios con mayor proporción, entre un 15 y un 19%. En el lado opuesto, ocho pequeños municipios guipuzcoanos tienen entre el 0 y el 5% de la población de origen extranjero en Primaria y tres municipios en Secundaria.

En términos absolutos, Donostia tiene en torno a 1.500 alumnos en Primaria y algo más de 1.000 en Secundaria que son de origen extranjero. Por detrás, Irun es el único municipio que supera los 500 alumnos no nativos en las dos etapas escolares.

La consejera comentó que «no existen soluciones mágicas» para lograr la equidad y la cohesión en el sistema educativo pero el estudio «permite un diagnóstico más riguroso del fenómeno». Promover el equilibrio en la composición social de los centros es uno de los retos que se desprenden del análisis del estudio. Algunas de esas medidas son el mayor control en las prematrículas para evitar fraudes, el impulso de los consejos escolares municipales o la modificación de los criterios de las comisiones de escolarización territoriales que deciden el centro en el que se matriculan los alumnos que llegan a Euskadi con el curso ya comenzado, que el año pasado fueron unos 6.000.

Otras medidas que ya están en marcha pero se modificarán o reforzarán afectan al proceso de matriculación, la dotación de las escuelas con más inmigración, los planes de inclusión y convivencia, la acción educativa, la atención a los recién llegados o la coordinación entre instituciones, fundamentalmente con los ayuntamientos. Tendrán prioridad los 120 centros que tienen los resultados más altos en el Índice de Necesidades Educativas, que son los que presentan mayor porcentaje de inmigrantes, alumnado con unas condiciones socioeconómicas bajas, peores resultados académicos y mayor movilidad del profesorado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos