LAB alcanza un preacuerdo del convenio de comedores escolares gestionados por empresas de catering

Una cocinera prepara pescado para un comedor de una escuela pública/
Una cocinera prepara pescado para un comedor de una escuela pública

La huelga convocada para el próximo martes se suspenderá si las asambleas territoriales del sindicato ratifican hoy el documento

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO

LAB ha firmado el preacuerdo del convenio de los comedores escolares de gestión directa de la escuela pública, aquellos que ofrecen el servicio a través de empresas de catering. De esta forma, si sus asambleas Gipuzkoa, Álava y Bizkaia, lo ratifican mañana viernes, el sindicato desconvocaría la huelga prevista para el próximo martes y que también está secundada por ELA, CC OO y UGT.

LAB, que es la central con mayoría de representantes sindicales en el sector, se felicita porque ha conseguido «la equiparación salarial al 100% con el personal de cocina del Gobierno Vasco», una de las principales reivindicaciones que le llevó a convocar el paro. En el caso del personal auxiliar quedará equiparado al 98% con los trabajadores con la misma categoría del Departamento vasco de Educación este año aunque en 2023 la equiparación será total.

En el preacuerdo también se recoge que desde el momento de la firma del convenio, cada vez que el personal del departamento vea incrementado su salario, al mes siguiente se aplicará automáticamente a los trabajadores de los comedores de gestión directa.

Otras reivindicaciones

Otras reivindicaciones conseguidas por la central abertzale «importantes para el colectivo» son «antigüedad de centro, que nos da estabilidad en el empleo, al aclarar el tema de las incorporaciones y salidas, así como el reparto de las horas excedentes; poder dividir la excedencia de diez días, hasta en tres veces; aclaración del plus de permanencia para las trabajadoras que no estén un curso escolar completo; en el complemento de fin de campaña se considera trabajo efectivo los días de vacaciones disfrutados como consecuencia de una baja; y un tiempo para acompañar a los hijos al médico, sin límite de edad».

Además de negociar con las empresas adjudicatarias del servicio -las empresas Gasca, Eurest, Cocina Central Goñi, Tamar, Magi y Auzolagun-, LAB también ha mantenido reuniones con el Gobierno Vasco para tratar sobre ratios y funciones de las trabajadoras, porque se trata de un colectivo formado fundamentalmente por mujeres, y anuncia que «habrá modificaciones sobre la obsoleta normativa del año 2000». El sindicato abertzale considera que «la responsabilidad del Gobierno Vasco en el funcionamiento y gestión de los comedores escolares de la escuela pública es absoluta, hay que tener en cuenta que es un servicio público y por lo tanto el dinero también lo es».