Más de 2.000 profesores prejubilados exigen 100 millones de euros de indemnización

J. DOMÍNGUEZ SAN SEBASTIÁN.

2.042 profesores de la red pública que se prejubilaron a partir de 2012 presentaron ayer una reclamación conjunta en la que piden al Gobierno Vasco entre 80 y 100 millones de euros en concepto de indemnizaciones impagadas. Una representación de estos afectados, agrupados en la Asociación de Docentes Jubilados del País Vasco Adostuz, se concentraron ayer frente a la delegación del Departamento de Educación en Bilbao.

El origen de esta reclamación está en el programa de incentivos económicos establecido por «convenio laboral desde 2010» para adelantar la edad de jubilación de estos maestros y dar así entrada a profesionales más jóvenes. Se les pagaría una cantidad si se retiraban antes. En 2012, sin embargo, el Ejecutivo autónomo optó entonces por «suspender ese derecho» al asegurar que «la crisis económica impedía proceder al pago».

La situación actual, sin embargo, ha cambiado y estos exdocentes exigen ser resarcidos. «Ha aumentado la recaudación fiscal y ya no hay excusa, por lo que es el momento de que el Gobierno vasco levante la suspensión y abone las indemnizaciones», exigieron.

«Si no lo hace, está cayendo en un fraude de ley», advirtieron los portavoces de Adostuz. Según añadieron, aunque la reclamación ha sido registrada en nombre del 93% de los inscritos en la entidad, en realidad calculan que los profesores afectados por estas jubilaciones anticipadas asciende a 3.000, por lo que, en consecuencia, la indemnización a devolver podría todavía superar los 100 millones ya exigidos.