Educación pone el foco en el alumnado extranjero y en el de altas capacidades

Jorge Arévalo, Cristina Uriarte, Eneko Goia y Maite Alonso, en un aula de 5º de Primara. / FOTOS JOSÉ MARI LÓPEZ
Jorge Arévalo, Cristina Uriarte, Eneko Goia y Maite Alonso, en un aula de 5º de Primara. / FOTOS JOSÉ MARI LÓPEZ

374.957 alumnos se han matriculado en los centros escolares vascos, cifra similar a la del curso pasado aunque baja en Infantil y Primaria

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO SAN SEBASTIÁN

. Los niños de segundo de Infantil de Ikasbide Ikastetxea, en Riberas de Loiola de Donostia, se movían ayer con total normalidad ante las cámaras que les grababan en su primer día de escuela. Tampoco eran muy conscientes que quienes habían alterado la dinámica de su primer día de clase eran la consejera de Educación, Cristina Uriarte, los viceconsejeros de Educación y FP, Maite Alonso y Jorge Arévalo, y el alcalde de la ciudad, Eneko Goia, que se reivindicaba como antiguo alumno de este centro escolar en su anterior ubicación en la calle Amezketa de Amara.

Los responsables de la educación vasca se habían trasladado al colegio donostiarra, que cuenta con 700 alumnos de Infantil y Primaria en Modelo D, con dos aulas por nivel salvo los más pequeños que se reparten en tres clases, para visibilizar el comienzo oficial del curso 2018-2019. Realizaron una visita por sus instalaciones entrando en dos aulas, para después ofrecer una rueda de prensa donde se dieron a conocer los datos de las prematrículas, cuyas cifras se mantienen respecto al año pasado por estas fechas, y se avanzaron algunas de las novedades de este curso.

Un total de 374.957 alumnos iniciaron ayer el curso escolar en Euskadi, lo que supone un incremento del 0,03% con respecto al curso pasado, aunque en el primer ciclo de Educación Infantil, entre 0 y 2 años, se ha producido un descenso del 2,95% -de 27.897 pasan a 27.073- debido a la baja de la natalidad en los últimos años. También es la razón de la reducción de matrículas en el segundo ciclo de Infantil, entre 3 y 5 años, con un 2,34% menos que el curso pasado, de 59.327 baja a 57.936 alumnos. «Ya se preveía este descenso», comentó la consejera.

En la relación a la red que las familias vascas eligen para escolarizar a sus hijos se sigue manteniendo similar a años anteriores. El 50,6% opta por la educación pública, mientras que el resto, 49,4%, se inclina por la concertada o privada. Entre los modelos lingüísticos, el modelo D sigue siendo el más demandado entre el total del alumnado. En Educación Infantil es elegido por el 79,7%, 0,8 puntos más que el pasado curso. Por el contrario, el modelo A es la opción del 3,6% de los niños que comienzan su formación, dos décimas menos que el año anterior. El D también ha sido elegido por un 68,7% de los alumnos de la ESO y un 65,1% de los de Bachiller, mientras que en Formación Profesional el porcentaje se reduce al 20,6%.

Entre las novedades que se van a llevar a cabo a lo largo del nuevo curso, Uriarte destacó el estudio que el departamento que dirige está desarrollando en relación a la escolarización del alumno de origen extranjero. «Con el objetivo de situar la convivencia positiva como eje vertebrador de las políticas y programas educativos, llevamos ya un tiempo trabajando en este estudio», explicó ayer, al tiempo que avanzó que se presentará en los próximos meses.

«Hablamos de un asunto que ha cobrado protagonismo de un tiempo a esta parte, pero que está incluido en el compromiso del departamento en relación a la educación inclusiva y la atención a la diversidad y sobre el que ya veníamos trabajando. La creciente inmigración de origen extranjero en nuestro territorio tiene su reflejo en el sistema educativo vasco», comentó Uriarte quien consideró que «la comunidad, las escuelas y la administración deben adecuar las respuestas a las necesidades de cada momento a través de políticas y prácticas educativas».

Para entender mejor la incidencia del fenómeno de la inmigración en el sistema escolar e identificar los retos y las intervenciones que permitan promover las oportunidades para el éxito educativo de los alumnos que vienen de fuera del país se está realizando ese estudio que se complementará con el II Plan de Atención al Alumnado Inmigrante.

Siguiendo con la premisa de «no dejar a nadie atrás», este curso también verá la puesta en marcha de un plan que se ocupará del alumnado con altas capacidades y se presentará en unos meses. «Pretendemos con ello detectar estas capacidades lo antes posible, para poder intervenir adecuadamente. Debemos identificar todos los casos, para así ayudarles de una manera directa y eficaz».

Nueva OPE

La consejera anunció que a lo largo de este curso se va a convocar una nueva OPE, esta vez para docentes de Infantil y Primaria, y se refirió a las plazas que no se han cubierto en la realizada recientemente por los bajos resultados de los opositores: «Se volverán a convocar en la del próximo curso».

También destacó la implicación del profesorado. Este curso, el 62% de los equipos directivos de los centros públicos se han conformado por iniciatva propia de los profesionales de los centros, tras haber presentado sus proyectos. «Es el porcentaje más alto jamás conseguido».

Desde que fue nombrada ministra de Educación Isabel Celaá tiene pendiente una reunión con Uriarte. La fecha ya se ha concretado, será el 8 de octubre y en ella, además de analizar el sistema educativo vasco y las intervenciones de la Lomce, se tratará sobre los recursos planteados a las becas vascas, «algo que en 30 años no se produjo y que llevó a cabo el anterior Gobierno» del PP.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos