Declaran por «calumnias e injurias» en un caso vinculado al de Cabezudo

El periodista Melchor Miralles y el abogado Mario Díez, a su entrada ayer en el juzgado de Donostia./LUSA
El periodista Melchor Miralles y el abogado Mario Díez, a su entrada ayer en el juzgado de Donostia. / LUSA

EL DIARIO VASCO

El abogado de las víctimas del fotógrafo Kote Cabezudo, Mario Díez, y el periodista Melchor Miralles han declarado este lunes como investigados en los juzgados de Donostia por «calumnias e injurias graves hechas con publicidad», a raíz de la querella interpuesta contra ellos por la magistrada Yolanda Domeño y la vocal del CGPJ Victoria Cinto, y a la que se adhiere el exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza, que también declaró en calidad de «perjudicado y como acusación». Esta causa, que investiga el Juzgado de Instrucción número 2 de San Sebastián, es paralela al proceso penal por delitos de agresión sexual a varias modelos que pasaron por su estudio y de pornografía infantil que se sigue contra el fotógrafo donostiarra, que permanece en prisión desde el pasado mes de mayo, y que hace unos días fue condenado a dos años y tres meses por obstrucción a la Justicia.

La querella contra Díez y Miralles tiene su origen en las «calumnias, infamias e injurias» que, según los denunciantes, ambos vertieron en un programa de televisión emitido en Intereconomía, en el que relacionaron a los querellantes con el caso Cabezudo y les acusaron de inacción para evitar que se investigaran las presuntas agresiones sexuales cometidas.

Los dos acusados estuvieron ayer apoyados fuera de la sede judicial por varias personas pertenecientes a dos plataformas de apoyo a las víctimas de Kote Cabezudo. El sumario principal del caso sigue su curso en el Juzgado de Instrucción número 4.