La consejera vasca de Empleo apuesta por «dar oportunidades de trabajo» a los inmigrantes en tránsito por Euskadi

Beatriz Artolazabal/
Beatriz Artolazabal

Beatriz Artolazabal, consejera vasca de Empleo y Políticas Sociales, ha señalado que «debemos ser valientes y rigurosos, sabiendo que en Euskadi, en Europa, tenemos un problema de demografía y que parte de la solución pasa por la integración de estas personas al mercado laboral»

XABIER GARATEBilbao

La consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha considerado que utilizar el fenómeno migratorio como un elemento de confrontación política demagógica es «peligroso e irresponsable» porque se «pueden despertar consecuencias y discursos a nivel xenófobo que están dormidos y pueden resurgir como ya se está viendo en Europa».

Euskadi ha acogido desde que se intensificó la llegada de inmigrantes a las costas de Andalucía el psado mes de junio, un total de 1.024 inmigrantes en tránsito hacia otros países de Europa especialmente Francia y Alemania.

La responsable vasca de políticas sociales ha señalado que este incremento de migrantes que llegan a Euskadi se debe a que «nos estamos enfrentando a una situación extraordinaria de llegada de inmigrantes a las costas españolas» y que su presencia en distintas ciudades vascas se debe a que «nos encontramos en un eje de tránsito de estos migrantes que, principalmente, tienen como objetivo llegar a países del norte y centro de Europa, sobre todo, Francia y Alemania».

«Además el cierre de las fronteras por parte de alguno de los países miembros de la UE, como Italia, hace que el flujo migratorio este cambiando y en este momento la llegada más importante venga por parte de la costa africana más cercana a la península», ha agregado.

Artolazabal ha revelado también se han cambiado las condiciones de atención a estos migrantes en tránsito y, de acogerles un máximo de tres días, se ha pasado a cinco días, porque «después de comprobar las condiciones penosas en que estas personas vienen, hemos creído oportuno ampliar este plazo».

En declaraciones a Radio Euskadi la consejera ha afirmado que le parece «muy poco responsable que los políticos utilicemos estas situaciones originadas por la propia realidad geopolítica mundial» y utilizarlas puede tener «unas consecuencias que yo no comparto porque una vez que se desatan son muy difíciles de controlar».

Artolazabal ha criticado a los grupos políticos que utilizan este fenómeno «con el objetivo único de desgastar a los gobiernos, sea el español o el vasco, con el mero fin de conseguir unos votos».

A partir de contar con esos permisos, Artolazabal ha abogado por integrar a los inmigrantes en el mercado laboral: «Debemos adoptar decisiones políticas valientes para que los que se quieran quedar puedan trabajar con nosotros, que se les concedan permisos de trabajo de forma ordenada para que puedan trabajar entre nosotros. En ocasiones nos encontramos que incluso teniendo una oferta de trabajo no pueden acceder a la misma por estar en situación irregular. Esto ya se lo hemos trasladado a la ministra. Creemos que debemos ser valientes y rigurosos, sabiendo que en Euskadi, en Europa, tenemos un problema de demografía y que parte de la solución pasa por la integración de estas personas, que puedan incorporarse al mercado laboral y así no tengan que recibir ayudas», ha señalado la consejera.

En relación al número de migrantes en tránsito que han recalado en Euskadi, la consejera ha indicado que se han atendido hasta la fecha desde el inicio de las llegadas a «1.024 personas» que han sido atendidas de forma «adecuada» y «solamente hay algunas personas que se encuentran en estos momentos en las calles de Euskadi que son atendidas por los servicios sociales y que, en el caso de que quieran integrarse aquí, hay los recursos preparados para hacerlo».

Respecto a las críticas recibidas que han apuntado a una falta de coordinación a la hora de prestar la adecuada atención a estas personas en tránsito, la consejera ha precisado que solo se han generado «pequeñas disfunciones» porque las llegadas «no planificadas pueden dar lugar a atenciones mejorables» pero se ha ratificado en que desde las instituciones vascas se está trabajando «con una coordinación que está dando solución a esas necesidades».

La consejera ha remarcado que «no hablaría de descoordinación porque se está haciendo un esfuerzo ímprobo desde todas las administraciones» que está siendo reconocido por organismos como Cruz Roja en sus ámbitos internos y está siendo puesta de ejemplo a nivel estatal.