Un coche eléctrico para hacer más llevadero a los niños el trayecto hasta el quirófano

Un coche eléctrico para hacer más llevadero a los niños el trayecto hasta el quirófano

El Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero estrena una iniciativa que busca hacer menos traumáticas para los niños las intervenciones quirúrgicas

SUSANA GUTIÉRREZ

Hacer más llevadero y menos traumático el trayecto hasta el quirófano de los más pequeños, será la función principal que realizará el vehículo eléctrico que acaba de recibir el hospital de los Santos Reyes de Aranda. Responsables de Cruz Roja y Cajaviva hicieron entrega del coche el pasado viernes al director del centro sanitario. «Buscamos hacer más fácil y menos traumático el camino de los menores hasta quirófano», afirmó el presidente de Cruz Roja Española en Burgos, Arturo Almansa, quien también destacó la labor de humanización que se lleva a cabo con este gesto.

A partir de ahora, los más pequeños podrán ir al quirófano, el viaje más difícil en el hospital, en un coche eléctrico. Se sustituirá la camilla por este vehículo para reducir el estrés que se produce en este difícil camino. Además, este proyecto quiere seguir creciendo y, más allá de estas iniciativas, se plantea un programa para los meses de verano, la época más complicada por la ausencia de las clases y otras actividades.

La hospitalización es un proceso que conlleva numerosas dificultades y desajustes para las personas que sufren una enfermedad y para sus familias. Esta situación es aún más difícil cuando hablamos de niños que, a causa de la enfermedad, se ven alejadas de sus familiares, de su hogar y de su entorno.

Gracias a la colaboración con Caja Rural-Seguros, en la Unidad de Pediatría del Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero, donde la sección juvenil de Cruz Roja lleva varios años desarrollando el proyecto de Infancia Hospitalizada, se ha llevado a cabo la entrega de un vehículo eléctrico que acompañará a los menores durante sus largas estancias.

En los datos más recientes del año 2018, se refleja que Cruz Roja Juventud en Aranda de Duero intervino con 82 menores entre 2 y 14 años, gracias a la labor de 37 personas voluntarias, llegando a realizar 123 intervenciones, entre cuyos fines está: la estimulación cognitiva, desarrollo de la expresión plástica, ocio y tiempo libre y actividades de respiro para las familias.

En el acto de entrega del vehículo estuvieron también presentes el presidente de Cruz roja en Aranda, Agustín Escudero, la responsable de comunicación de Cajaviva Caja Rural, Mercedes Rodríguez, además Valentín Lázaro, jefe de zona de Cajaviva Caja Rural y el director gerente del Hospital Santos Reyes, Evaristo Ruiz.