Cinco trucos para recuperarte si te quemas tomando el sol

Cinco trucos para recuperarte si te quemas tomando el sol

Uno de los percances más frecuentes del verano son las quemaduras solares después de un día de playa o piscina

ANA ÁVILA

Las altas temperaturas y el verano han llegado de golpe y apenas sin avisar, aun utilizando protección solar es frecuente tener quemaduras tras pasar el día en la piscina o en la playa. Es conveniente saber preparar la piel para la exposición solar y también conocer cómo recuperarte si te quemas. Estos son 5 trucos que puedes poner en práctica:

El remedio más típico es la crema hidratante o el famoso aftersun: la piel inflamada tiende a perder agua por lo que es muy aconsejable aplicar una capa de crema hidratante que ayude a regenar la piel.

Baño de agua fría: si ves ya las rojeces o sientes el dolor, lo mejor que puedes hacer es tomar un baño o una ducha de agua fría que permita a la piel bajar la inflamación y atenuar los estragos de las quemaduras. Es recomendable hacerlo hasta que la zona se sienta fresca al tacto.

Si el dolor y la hinchazón son muy fuertes deberías tomar un anelgésico, como un ibuprofeno o una aspirina, que están al alcance de todos en cualquier farmacia.

Frutas con antioxidantes: las quemaduras solares pueden liberar moléculas dañinas (radicales libres) en la piel, que aumentan las posibilidades de que las células muten o se acabe padeciendo cáncer. Los antioxidantes ayudan a paliar los efectos que esos radicales libres puedan provocar en nuestro organismo, por eso consumir productos como bayas y frutas, como las frambuesas, que son ricos en estas sustancias.

Si las quemaduras persisten y son graves visita tu médico: en caso de que las soluciones más 'caseras' no surtan efecto y las quemaduras sigan produciéndote un fuerte dolor, visita a tu médico de cabecera para que te prescriba algún medicamento.

 

Fotos

Vídeos