La cifra de sintecho alojados en albergues de Euskadi se dispara un 25% en dos años

Imagen de archivo. /JOSÉ RAMÓN LADRA
Imagen de archivo. / JOSÉ RAMÓN LADRA

El Gobierno Vasco afirma que la labor de las instituciones «ha extendido la atención a más usuarios excluidos»

A. LERATE

La recuperación económica no llega a todo el mundo por igual y, todavía, muchas personas se ven obligadas a vivir en la calle y a pedir refugio en albergues. Y no es un fenómeno en retroceso. Los 276 centros de la red de servicios sociales de Euskadi para personas sin hogar alojaron el año pasado a una media diaria de 2.979 personas, lo que supone un 25,6% más que en 2016. Esta red fue atendida el pasado año por 2.583 trabajadores y su gasto ascendió a 56,2 millones de euros, un 18,4 más que en 2016.

Según la evolución de los recursos para personas sin hogar y para personas alojadas en Euskadi, que el Instituto Vasco de Estadística publica cada dos años, entre estas personas alojadas, una 722 eran personas 'sintecho' con una exclusión residencial más grave.

Esta red dispuso de un total de 3.755 plazas de alojamientos, un 28% más que en 2016, con un nivel de ocupación del 79,3%. Contó, además, con 1.914 plazas de día, con una ocupación del 85,7%, mientras que en ámbito de la restauración se facilitó una media de 4.751 servicios diarios de desayunos, comidas y cenas. Además, por lo que respecta a la intervención de calle, la red contó con 15 equipos que atendieron a una media diaria de 329 personas.

En ese sentido, el Eustat indicaque la atención a las personas sin hogar en Euskadi en 2018 se caracterizó por un «importante aumento del gasto», que se tradujo en más recursos, tanto de infraestructuras como de empleo, así como en un aumento en el número de personas atendidas.

El informe del Eustat señala que en Euskadi se ofertó el 19% de las plazas de alojamiento del Estado. Las dos características que destacan en la red vasca de atención a las personas sin hogar son el menor tamaño de los centros vascos y la mayor profesionalización de los equipos humanos que los atienden, teniendo en cuenta que en Euskadi el 54% es personal asalariado frente al 37% de voluntariado, mientras que en el Estado estas cifras son el 37% y el 56%, respectivamente.

Gipuzkoa presenta el modelo territorial más descentralizado, ya que en San Sebastián se ofertó el 55,7% de las plazas de alojamiento, el 65,6% de las de restauración y el 41,8% de las plazas en centros de día.

Comisión se seguimiento

El Gobierno Vasco destacó ayer el «satisfactorio desarrollo» de la Estrategia Vasca para personas Sin Hogar tras el primer año de su puesta en marcha y afirmó que «el esfuerzo económico y de mejora de la intervención de las administraciones vascas» hace que se sea capaz «de extender la atención a más personas en situación de exclusión» . La Comisión de Seguimiento de la Estrategia Vasca para Personas sin Hogar ha analizado esta semana el balance de su primer año de implantación y ha constatado «que la gran mayoría de los ejes de trabajo han tenido un gran desarrollo».

La Comisión de Seguimiento está formada por representantes del Gobierno Vasco, Diputaciones Forales, municipios, Eudel y las organizaciones del Tercer Sector Social, EAPN Euskadi, Fedeafes y Astialdi Sarea.

El objetivo de la Estrategia para los sin Hogar es bajar un 20% las personas que viven en la calle en Euskadi en 2020.