Una misteriosa roca caída en Costa Rica resultó ser un meteorito

Una misteriosa roca caída en Costa Rica resultó ser un meteorito

Así lo aseguran especialistas de la Escuela Centroamericana de Geología de la Universidad de Costa Rica

AFP

Una roca que causó sorpresa al caer con estruendo y una estela luminosa en el norte de Costa Rica resultó ser un meteorito, confirmó esta semana la principal institución universitaria del país.

El meteorito dejó un haz de luz, conocido como bólido, antes de hacer impacto el pasado 23 de abril en la localidad norteña de Aguas Zarcas, según especialistas de la Escuela Centroamericana de Geología de la Universidad de Costa Rica (UCR).

«Se trata de un meteorito pétreo condrítico, compuesto principalmente por silicio, hierro y magnesio», señaló la UCR en un comunicado.

El denominado 'Meteorito de Aguas Zarcas' tiene un peso de 1.071 gramos en su fragmento principal, que fue analizado por los geólogos en la casa donde cayó.

Otros numerosos fragmentos quedaron distribuidos alrededor del sitio, muchos de ellos fueron recuperados por vecinos de la zona.

Los expertos calculan que el meteorito tiene una edad cercana a 4.560 millones de años, aunque se requieren más estudios para confirmarlo, según la institución.

«Durante el ingreso a la atmósfera, el meteoroide se somete a temperaturas por encima de los 1500°C, suficiente para fundir la superficie rocosa del meteorito, por lo que se preserva una corteza de fusión vidriosa», dijeron los geólogos Gerardo Soto, Óscar Lücke y Pilar Madrigal en un informe de su visita al sitio de la caída.

Se trata de la primera vez que científicos costarricenses tienen la oportunidad de observar y analizar un meteorito recuperado en el país.

«El evento de Aguas Zarcas es un hallazgo extraordinario y de gran interés científico a nivel nacional e internacional que trasciende cualquier posible valor económico que pueda ser asignado a los fragmentos», aseguraron los geólogos en el informe.

Resaltaron que el hallazgo es importante «para el estudio de la edad y la composición del Sistema Solar, así como para entender la génesis de las partículas de origen orgánico que posteriormente permitió el desarrollo y evolución de la vida en el planeta».