Un matemático propone buscar civilizaciones en el cosmos con telescopios de rayos gamma

Un matemático propone buscar civilizaciones en el cosmos con telescopios de rayos gamma

Louis Crane propone rastrear la radiación de Hawking que emana de los agujeros negros

EUROPA PRESS

El matemático Louis Crane ha propuesto rastrear la radiación de Hawking que emana de los agujeros negros para la búsqueda de naves estelares de lejanas civilizaciones avanzadas.

Crane, profesor en la Kansas State University, fue coautor de un estudio de 2009 sobre la factibilidad de usar la radiación Hawking de los agujeros negros como fuente de energía para naves estelares, algo hasta ahora inaccesible para la humanidad.

Interceptadas por telescopios de rayos gamma de muy alta energía, dichas naves se manifestarían como pequeños puntos que son más calientes que cualquier otro objeto natural y emiten enormes cantidades de partículas y rayos gamma como un subproducto de la operación del agujero negro, según el nuevo estudio publicado en 'arXiv'.

Crane agregó que el cono de radiación gamma aparecería en rojo durante la primera mitad del viaje de una nave espacial y en azul durante la segunda mitad a medida que la nave comienza la desaceleración. Admite que la detección estaría a la altura del umbral inferior para la observabilidad, aunque hay muchos factores desconocidos.

El trabajo de 2009 teorizado por Crane y Shawn Westmoreland sugirió que un agujero negro con un radio de 2,8 attómetros y una vida útil de alrededor de un siglo, puede producir 15 petavatios de potencia, por lo que es adecuado para impulsar una nave y acelerarla cerca de la velocidad de luz.

El problema es dirigir eficientemente la radiación de Hawking emitida por el agujero negro. Una de las ideas es bombardear un reflector parabólico con la radiación para impulsar la nave hacia adelante.

Sin embargo, los autores de la investigación admiten que, en este momento, la humanidad no posee los materiales y la tecnología necesarios para construir tal nave. Otra dificultad es que los efectos de la gravedad cuántica producidos por los agujeros negros siguen estando poco estudiados y pueden hacer que la creación de una propulsión de esa naturaleza sea mucho más fácil o hacerla casi imposible.