Hallan pruebas de que el planeta enano Ceres se está arrugando

Hallan pruebas de que el planeta enano Ceres se está arrugando

Los científicos también notaron que las fallas de empuje estaban ubicadas en su mayoría cerca de los polos

EFE

Datos aportados por la pasada misión espacial Dawn de la NASA sugieren que el planeta enano Ceres está experimentando arrugas en su superficie.

Tal y como se publica en 'Nature Astronomy', investigadores españoles han encontrado evidencias de fracturas, crestas y pendientes en la superficie y 15 sitios que parecen ser fallas de empuje. La existencia de tales fallas sugiere que Ceres se está encogiendo, y como resultado, se forman arrugas en su superficie.

Este hallazgo es sorprendente, dada la naturaleza helada del planeta enano. Los científicos, -liderados por Javier Ruiz, investigador del departamento de Geodinámica, Estratigrafía y Paleontología de la Universidad Complutense- también notaron que las fallas de empuje estaban ubicadas en su mayoría cerca de los polos, pero sugieren que la superficie podría ser más fácil de examinar debido a las condiciones de iluminación.

También proponen la idea de que Ceres puede estar reduciéndose debido a la formación de capas de diferentes materiales debajo de la superficie. Sugieren que una mayor investigación centrada en las fallas de empuje podría completar más detalles de la historia del planeta enano.

Investigaciones anteriores han demostrado que las lunas heladas como Europa y Ganímedes tienen grietas en sus superficies que se cree que se formaron cuando se enfriaron y algo de hielo se derritió, porque el agua es más densa que el hielo, lo que forzó la expansión del interior, lo que provocó grietas.

También, planetas hechos de roca, como Marte y Mercurio tienden a tener formaciones de arrugas en sus superficies. Se cree que se formaron a medida que los planetas se enfriaban: cuando la roca se enfría, se vuelve más densa y se contrae, en tales casos, formando fallas de empuje. Tales fallas son el resultado de la roca más antigua que es empujada sobre la roca más joven.

Con aproximadamente 940 kilómetros de diámetro, Ceres es el objeto más grande conocido en el cinturón de asteroides ubicado entre Júpiter y Marte. La NASA lanzó la sonda espacial Dawn en 2007 con el propósito de estudiar tres de los planetas enanos más grandes del cinturón de asteroides, uno de los cuales era Ceres. La misión terminó el año pasado, pero los científicos aún están estudiando los datos que envió.