Descubren un milpiés de 99 millones de años en ámbar birmano

Imagen ajena a esta información/
Imagen ajena a esta información

Para analizar la especie y confirmar su novedad, los científicos utilizaron la microscopía de rayos X 3D para «cortar» el espécimen cretáceo y observar minúsculos detalles de su anatomía

EUROPA PRESS

Científicos hallan un diminuto milpiés de solo 8,2 milímetros de longitud encerrado en ámbar de 99 millones de años en Myanmar. Usando las últimas tecnologías de investigación, los científicos concluyeron que no solo estaban manejando el primer milpiés fósil del orden 'Callipodida', y también el más pequeño entre sus parientes contemporáneos, sino que su morfología era tan inusual que se desviaba drásticamente de sus parientes contemporáneos. Los hallazgos se publican en la revista de acceso abierto 'ZooKeys'.

Como resultado, el profesor Pavel Stoev, del Museo Nacional de Historia Natural (Bulgaria) junto con sus colegas, el doctor Thomas Wesener y Leif Moritz, del Museo de Investigación Zoológica Alexander Koenig (Alemania), tuvieron que revisar la clasificación actual de milpiés e introducir una nueva suborden. Para ponerlo en perspectiva, solo ha habido un puñado de subórdenes de milpiés erigidos en los últimos 50 años.

Para analizar la especie y confirmar su novedad, los científicos utilizaron la microscopía de rayos X 3D para «cortar» el espécimen cretáceo y observar minúsculos detalles de su anatomía, que normalmente no se conservan en los fósiles. La identificación del milpiés también presenta la primera pista sobre la edad del orden 'Callipodida', lo que sugiere que este grupo de milpiés evolucionó hace al menos unos 100 millones de años. En el artículo de investigación también está disponible un modelo 3D del animal.

Curiosamente, el artrópodo estudiado estaba lejos de ser el único descubierto en este depósito de ámbar en particular, sino que se halló entre 529 ejemplares de milpiés, pero fue el único representante de su orden. Es por eso que los científicos lo llamaron 'Burmanopetalum inexpectatum', donde «inexpectatum» significa «inesperado» en latín, mientras que el epíteto genérico ('Burmanopetalum') se refiere al país de descubrimiento (Myanmar, anteriormente Birmania).

«¡Tuvimos la suerte de encontrar este espécimen tan bien conservado en ámbar! Con la tomografía micro-computarizada (micro-CT) de próxima generación y el software asociado de procesamiento y tratamiento de imágenes, ahora podemos reconstruir todo el animal y observar los rasgos morfológicos más pequeños que rara vez se conservan en los fósiles«, explica el autor principal, el profesor Pavel Stoev.

Y añade: «Esto nos hace confiar en que hemos comparado con éxito su morfología con las de los milpiés existentes. Nos sorprendió mucho que este animal no pudiera ser colocado en la clasificación actual de milpiés. A pesar de que su apariencia general no ha cambiado en los últimos 100 millones de años, ya que nuestro planeta sufrió cambios dramáticos varias veces en este periodo, algunos rasgos morfológicos en el linaje de 'Callipodida' han evolucionado significativamente».

En la mayor colección privada de Europa

Por su parte, el coautor Thomas Wesener, subraya: «Agradecemos a Patrick Müller, quien nos permitió estudiar su colección privada de animales encontrados en ámbar birmano y que data de la Era de los Dinosaurios. Es la colección europea más grande y la tercera más grande en el mundo en el mundo. Tuvimos la oportunidad de examinar más de 400 piedras de color ámbar que contienen milpiés».

«Muchos de ellos están ahora depositados en el Museo Koenig en Bonn, para que científicos de todo el mundo puedan estudiarlos. Además, en nuestro documento, proporcionamos imágenes por tomografía computarizada de alta resolución del milpiés recién descrito. Se hacen públicas a través de MorphBank, lo que significa que cualquiera puede acceder y reutilizar libremente nuestros datos sin siquiera salir del escritorio», añade.

El experto principal en el estudio de los artrópodos fósiles, el doctor Greg Edgecombe, del Museo de Historia Natural, Londres, en Reino Unido, comenta que «toda la Era Mesozoica, un lapso de 185 millones de años, hasta ahora solo ha sido muestreada por una docena de especies de milpiés, pero los nuevos hallazgos del ámbar birmano están cambiando rápidamente la imagen».

«En los últimos años, casi todas las 16 órdenes vivientes de milpiés se han identificado en este ámbar de 99 millones de años. Los hermosos datos anatómicos presentados por Stoev y otros muestran que 'Callipodida' ahora se ha unido al club», concluye.