Los centros comerciales fuera de área urbana serán excepcionales y limitados en Euskadi

Imagen virtual del nuevo centro comercial Garbera/DV
Imagen virtual del nuevo centro comercial Garbera / DV

EFE

La nueva normativa vasca sobre grandes establecimientos comerciales establecerá que estos se deberán ubicar en áreas urbanas, preferentemente residenciales, y solo «excepcionalmente podrán implantarse fuera de la trama urbana o en su periferia, aunque con limitaciones en su superficie».

Esta es una de las «líneas maestras» del anteproyecto de Ley de Regulación Territorial de Grandes Establecimientos Comerciales que ha elaborado el Gobierno Vasco y que próximamente será remitido al Parlamento autonómico, ha informado el Ejecutivo en una nota.

En él se señala que los grandes centros comerciales se instalarán de manera preferente en zonas urbanas y «en las condiciones que cada municipio establezca» y, si deciden ubicarse en áreas destinadas a actividades industriales y terciarias, no podrán ocupar más del 30 % de ese espacio. Únicamente de manera excepcional podrán implantarse fuera del área urbana o en su periferia y siempre con limitaciones en su superficie.

En cualquier caso, las nuevas grandes superficies comerciales que se implanten en Euskadi no deberán requerir la creación de nuevas redes viarias generales, ni producir la saturación de las existentes, según recoge este anteproyecto de ley, que se ha elaborado para adecuar la normativa vasca a una sentencia dictada por el Supremo hace cuatro años.

En 2015 el alto tribunal español anuló las limitaciones que el Ejecutivo autonómico había puesto en 2004 a la creación o expansión de los grandes centros comerciales por considerar que eran contrarias a la libertad de establecimiento de servicios consagrada por la norma europea conocida como «directiva Bolkestein».

El Supremo argumentaba que los motivos de las restricciones eran de índole económica y mercantil (proteger al pequeño comercio) cuando las únicas limitaciones autorizadas por Europa son las que se justifican en el interés general, como por ejemplo la protección del medio ambiente.

Con esta decisión el alto tribunal español dio la razón a la propietaria del centro comercial Garbera en San Sebastián y anuló las limitaciones de espacio para estos centros recogidas en el Plan Territorial Sectorial (PTS) de Creación Pública de Suelo para Actividades Económicas y Equipamientos Comerciales de Euskadi.

Para cubrir el vacío normativo motivado por esta sentencia el Gobierno Vasco empezó a trabajar a finales de 2017 en la revisión del citado PTS con la idea de adaptarlo a los criterios fijados por el Supremo.

Cando el decreto estaba a punto para su aprobación, los Servicios Jurídicos del Gobierno Vasco recomendaron que la normativa tuviera rango de ley, lo que ha dado origen a que este anteproyecto de Ley de Regulación Territorial de Grandes Establecimientos Comerciales.