Calvo, preocupada por el descenso de denuncias entre las víctimas de violencia de género

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad en funciones, Carmen Calvo y el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, durante su visita a los profesionales responsables del sistema policial VioGén. /EFE
La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad en funciones, Carmen Calvo y el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, durante su visita a los profesionales responsables del sistema policial VioGén. / EFE

Insta a las instituciones a mantener la unidad en la lucha contra esta lacra, de forma especial a los gobiernos que han pactado con Vox

ALMUDENA SANTOSMadrid

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, mostró ayer su preocupación ante la caída en los últimos años del porcentaje de denuncias entre las víctimas de la violencia de género. Si en 2007, en el momento que se puso en marcha la ley integral contra esta lacra, solo denunciaban el 30% de las maltratadas, ahora ese porcentaje no pasa del 20%, incluso entre los casos más graves. De hecho, solo una de cada cinco asesinadas este año por sus parejas o exparejas, 8 de 38, había presentado denuncia previa contra su agresor.

Calvo, que visitó junto al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, las instalaciones del Viogen, el sistema de seguimiento integral de los casos de violencia de género gestionado por las fuerzas de seguridad, hizo hincapié en la necesidad de que las víctimas denuncien. «En la inmensa mayoría de las situaciones que afrontamos, incluidos los asesinatos, no se había denunciado. Hay que recordar que no solamente pueden y deberían y queremos que denuncien ellas (las víctimas), lo puede hacer cualquier persona, es una complicidad solidaria y absolutamente imprescindible para proteger a estas mujeres», explicó. La vicepresidenta se refería a que si el porcentaje de denuncias de las víctimas es bajo el número de casos que se destapan gracias a la alerta de familiares o amigos es ínfimo, nunca pasa del 2%.

Calvo también denunció que se está produciendo una «quiebra en la firmeza» y un debilitamiento en la lucha contra la violencia de género por el cuestionamiento que hacen partidos políticos como Vox. «Hay una quiebra en la firmeza, hay una discusión que no se puede abrir acerca de lo que representa esta violencia, es más, hay algunos que prácticamente la niegan», subrayó en referencia a Vox. Hizo un llamamiento a todas las instituciones y gobiernos para no aflojar en el combate contra esta lacra y para poder mejorar la prevención. «No vale poner en riesgo el pacto de Estado contra la violencia de género, no vale tomar decisiones donde se afloja y donde se debilita la visibilidad de lo que representa el combate contra el machismo», índicó.

Recordó que ya son 1.013 las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas desde 2003, 38 en lo que va de año. «Tenemos que ser unánimes, firmes», aseguró. «Somos una sociedad que brilla en el panorama de las democracias y de los estados del mundo por haberse tomado muy en serio este trabajo de decencia»

«Queda mucho tajo y por eso mi preocupación de que nos veamos arrastrados por un partido político de ultraderecha que está cuestionando nada más y nada menos que el trabajo conjunto de todos de cuarenta años de democracia», concluyó la vicepresidenta, de nuevo en referencia a Vox.