El calor regresa fuerte este lunes: máximas de 36 grados y noches tropicales

Euskadi vivirá esta semana un nuevo episodio de calor./J.M. López
Euskadi vivirá esta semana un nuevo episodio de calor. / J.M. López

El Gobierno vasco ha activado avisos por temperaturas altas persistentes y extremas

DV

Euskadi vivirá esta semana un nuevo episodio de calor con máximas que llegarán a los 36 grados este lunes y 38 el martes y que no bajarán demasiado por la noche, de manera que se repetirán las llamadas noches tropicales, que no tienen nada que ver con ritmos exóticos, sino con una mezcla de humedad y altas temperaturas que hacen difícil conciliar el sueño.

El Departamento de Seguridad ha activado por este motivo sendos avisos amarillos por temperaturas altas extremas y persistentes, que estarán vigentes el lunes y el miércoles, aunque es probable que la situación se prolongue al miércoles y jueves.

El lunes las máximas se quedarán en 29 grados en la costa, pero subirán a 35 en el interior de Bizkaia y Gipuzkoa y 36 en todo el territorio alavés. Ya por la noche las mínimas no bajarán de 19 en la costa, 17 en Bizkaia, Gipuzkoa y Álava y de 18 en la Rioja Alavesa.

La situación será similar el martes con máximas aún más elevadas: 32 en la costa, 38 en Bizkaia y Gipuzkoa y 37 en todo Álava. Euskadi vivirá una nueva noche tropical con 20 grados de mínima en la costa, 18 en Bizkaia, Gipuzkoa y Rioja Alavesa y 17 en el resto de Álava.

Alertas en toda España

«Las 24 horas peores se registrarán entre el miércoles y el jueves aunque aún no se puede saber con certeza la temperatura que se va a alcanzar. En todo caso no vamos a llegar a máximas récord de 39 o 40 grados», explicaba esta semana Margarita Martín, responsable de Aemet en Euskadi.

Martín recuerda que «no se ha batido jamás la máxima de la historia en Euskadi que se registró el 27 de julio de 1895, de 42,5 grados, o los 41 grados de agosto de 2003, y apunta que la próxima semana tampoco. «No hay motivo de alarma porque son temperaturas habituales en julio», añadió. De lo que hay muchas probabilidades es que las tormentas lleguen el día 25, la festividad de Santiago, según las previsiones de Aemet. Para el final de la semana se espera la entrada de un frente desde el Atlántico con una masa de aire más fresca e inestable que podría refrescar las temperaturas en toda la Península.

Más información