Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede 2 meses gratis a todo el contenido y disfruta de una mejor experiencia de navegación

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

El buen doctor

El doctor Cavadas acompaña a su último paciente, el guatemalteco Wilmer Arias, que ya se sienta sin dolor. / DAMIÁN TORRES
El doctor Cavadas acompaña a su último paciente, el guatemalteco Wilmer Arias, que ya se sienta sin dolor. / DAMIÁN TORRES

Wilmer Arias es el último 'milagro' del cirujano Pedro Cavadas, el hombre que cambió el Porsche por una existencia más austera. «Le hemos regalado una vida», dice el médico valenciano sobre su último paciente, un joven de 28 años que estaba «partido en dos»

VANESSA HERNÁNDEZ | FERNANDO MIÑANA

Una bala perdida puede cambiar una vida. O directamente acabar con ella. Hace 19 años, Wilmer Arias no era más que un niño que jugaba inocentemente en la calle con sus primos. Wilmer era un chico normal, de nueve años, que iba al colegio y ayudaba a su abuelo en el campo. Una vida corriente en Guatemala, su país. Hasta que una bala perdida impactó en su frágil cuello y cambió su historia.

 

Fotos