'Bigfoot' era un dinosaurio

Recreación del gigantesco herbívoro comiendo de una araucaria./ KUVP
Recreación del gigantesco herbívoro comiendo de una araucaria. / KUVP

Veinte años después de su descubrimiento, identifican el pie más grande conocido con el de un braquiosaurio, el gran saurópodo de 'Parque Jurásico'

Luis Alfonso Gámez
LUIS ALFONSO GÁMEZ BILBAO.

Un equipo de paleontólogos de la Universidad de Kansas desenterró en 1998 en las Colinas Negras (Wyoming, Estados Unidos) los huesos de un pie muy grande. Estaban debajo de la cola de un 'Camarasaurus', un dinosaurio saurópodo de finales del Jurásico -hace entre 155 y 144 millones de años-, pero no eran de esa especie. «Inmediatamente fue evidente que el pie, de casi un metro de anchura, era de un animal extremadamente grande, por lo que fue bautizado como 'Bigfoot' (Pie grande)», recuerda Anthony Maltese, que participó en las excavaciones y ahora trabaja en el Centro de Recursos de Dinosaurios de las Montañas Rocosas, en Colorado.

El estudio posterior en el Museo de Historia Natural de la Universidad de Kansas dejó pronto claro «que los huesos parecían ser de un único individuo y que eran realmente grandes. ¿Pero de qué podrían ser?», rememora el científico. Veinte años después, Maltese ha dirigido un equipo que con un escáner 3D y mediciones detalladas ha comparado el pie fósil con los de numerosos dinosaurios hasta identificar a su dueño. Es, explican los investigadores en la revista 'PeerJ', un braquiosaurio, el descomunal herbívoro de cuello largo que deja sin palabras al paleontólogo Alan Grant (Sam Neil) poco después de llegar a isla Nublar en 'Parque Jurásico' (1993).

'Bigfoot' era uno de los animales más grandes que han caminado sobre la Tierra. Vivió hace unos 150 millones de años. Su cadera se elevaba a cuatro metros de altura y su longitud era de 23 a 24 metros. «Hay huellas y esqueletos incompletos de Australia y Argentina que parecen ser de animales todavía más grandes, pero no se han encontrado los pies de esos esqueletos gigantescos», ha puntualizado Emanuel Tschopp, del Museo Estadounidense de Historia Natural y coautor de la investigación.

Unos 150 millones de años después de la muerte del gigante, las Colinas Negras son famosas por el monte Rushmore -donde están tallados los rostros de Washington, Jefferson, Roosevelt y Lincoln- y Deadwood, el pueblo de Dakota del Sur cuyos orígenes protagonizan la extraordinaria serie homónima de HBO. Según Maltese, en el afloramiento rocoso donde se encontró el fósil esperan otros «fantásticos esqueletos de dinosaurios».