Bienestar a través de la reeducación postural

Bienestar a través de la reeducación postural

Danilo Barzio, atleta italiano afincado en Donostia, es el creador del método K-Stretch e imparte sus clases en Irun

ELISA LÓPEZ

El bienestar a través de una buena postura. Este es el objetivo del método K-Stretch. Una disciplina cada vez más extendida de reeducación y de reequilibrio postural que ayuda a mejorar la condición física en general. Su creador es el atleta profesional Danilo Barzio. A raíz de sufrir numerosas lesiones a lo largo de su carrera deportiva, experimentó sobre sí mismo un método que utilizan ya profesionales de la salud, como fisioterapeutas y médicos, y especialistas en actividad física y deporte, como licenciados en Ciencias de la Actividad Física, entrenadores y monitores de Pilates.

Deportista profesional en la selección italiana de atletismo hasta el año 1998, este italiano de 45 años creó la hamaca postural K-Stretch, un aparato multifuncional que permite realizar ejercicios posturales para tratar las cadenas musculares de una forma más cómoda, segura, práctica y eficaz. Su método es una técnica de reeducación postural que tiene como objetivo principal devolver al cuerpo su funcionalidad y eficacia a través del tratamiento de las cadenas musculares y faciales.

Barzio llegó por amor a San Sebastián, donde vive desde hace años, mientras que imparte sus clases y sus cursos de formación en Irun. Desde muy joven, su pasión por el deporte y la actividad física marcó su camino. Consiguió destacar en el atletismo y entró a formar parte de la selección italiana juvenil. «Participé en el Mundial Junior en Seul, en la olimpiada juvenil (Gymnasiada Bélgica), en la Copa de Europa Under 23, además de otras importantes competiciones a nivel internacional», asegura.

Fue a raíz de sufrir lesiones repetitivas cuando comenzó su peregrinaje de consulta en consulta para intentar solucionar su problema, pero sin éxito. Comenzó a sospechar que la causa era debida principalmente a desequilibrios posturales y musculares y fue entonces cuando descubrió el 'Método Mezière'. Un método con una visión totalmente nueva, revolucionaria para él. «Por primera vez me hablaron de cadenas musculares, de la postura, sus alteraciones y cómo éstas afectaban al cuerpo. Experimenté sobre mí los beneficios del método, caracterizados por una serie de posturas particulares, en las que podía percibir una sensación de estiramiento global de todo mi cuerpo, sobre todo en zonas en las que nunca había notado cuando realizaba mis estiramientos clásicos», reconoce.

Fue entonces cuando su carrera profesional dio un giro de 180 grados, compaginando su estudios en el ámbito deportivo, con formaciones en distintos métodos de cadenas musculares, en métodos de reequilibrio y de reeducación postural, en posturología clínica y en otras formaciones del ámbito de las ciencias de la salud.

¿Para quién es útil el método?

Todas las personas que sufren un exceso de tensiones musculares pueden practicar este método. También deportistas que debido al exceso de esfuerzo físico y a los gestos repetitivos típicos del deporte, como personas mayores que pueden volver a recuperar más movilidad, jóvenes que pasan muchas horas sentados y en malas posturas y embarazadas y en el postparto para prevenir dolores de espaldas.

En 2004 inauguró su centro en Irun, el Centro Kineesis enfocándolo exclusivamente a la aplicación de métodos de gimnasia y entrenamiento postural. Tal y como explica, «la experiencia de más de diez años en el trabajo postural, me llevó a crear, en 2011, mi propio Método de Reequilibrio Postural, el Método K-Stretch® Postural (KSP) y la Hamaca Postural K-Stretch®, un aparato multifuncional que permite realizar los ejercicios posturales para tratar las cadenas musculares y fasciales de una manera más cómoda, más segura, más práctica y más rápida». A partir de este mismo año, comienza a enseñar y divulgar su método a los profesionales de la salud y de la actividad física y del deporte, tanto en España como en el resto de Europa.

Y en abril del 2017, Barzio impulsó un nuevo proyecto formativo, integrando las nuevas tecnologías, que permitirán llevar la formación a cualquier lugar del mundo. Actualmente el método se enseña también en Argentina, sede de las formaciones para Sudamerica en la que ya se han formados profesionales de Argentina, Chile, Guatemala, Bolivia y Uruguay.

 

Fotos

Vídeos