Baiona da inicio a sus fiestas y exige a los foráneos pulseras de pago para acceder

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOSAN SEBASTIÁN.

La noche del miércoles se dio el pistoletazo de salida a una de las fiestas francesas más populares. Baiona volvió a teñirse de rojo y blanco y miles de personas se dejaron contagiar por unas jornadas que nunca defraudan y que comenzaron poco después de que en el balcón del Ayuntamiento y en presencia del personaje festivo, el Rey León, se realizara el lanzamiento de las llaves de la ciudad a la multitud. La apertura oficial de las fiestas -inspiradas en los sanfermines de Pamplona con quien además la ciudad está hermanada- sumergió a la ciudad en cinco días de juerga y diversión ininterrumpidas, hasta el domingo.

En esta ocasión y por segundo año consecutivo, todo aquel no residente que quiera formar parte de las fiestas y acceder el fin de semana al recinto festivo por cualquiera de sus diez entradas, deberá adquirir el brazalete identificativo. A diferencia de la pasada edición que fue de color rojo, en esta ocasión será verde.

Los vecinos de Baiona han podido retirar el pase, de forma gratuita, las semanas previas a las fiestas. Sin embargo, los foráneos mayores de 16 años deberán pagar la cantidad de 8 euros desde hoy por una entrada que les valdrá todo el fin de semana, tanto si quieren pasar unas horas como exprimir el programa al completo. Aquellos que optaron por acercarse ayer, en cambio, no tuvieron que abrir la cartera para entrar.

Esta iniciativa la adoptó el Ayuntamiento de la capital labortana el pasado año como medida de seguridad. Todo aquel que quiera adquirir la pulsera deberá dirigirse a las oficinas de correos de Baiona, entre las 9.00 y las 17.30 horas, o a las oficinas de Turismo de la localidad, así como de las vecinas Hendaia, Bidart, Cambo, Seignanx, Biarritz, País Vasco o San Juan de Luz.