Aumentan en Euskadi un 290% los delitos de producción, tenencia y distribución de pornografía

Aumentan en Euskadi un 290% los delitos de producción, tenencia y distribución de pornografía

La Fiscalía subraya que algunos de los incrementos pueden no deberse a un aumento real de los casos, sino a una mayor concienciación por las víctimas o terceros

SONIA ARRIETAVitoria

Los delitos de producción, tenencia y distribución de material pornográfico aumentaron un 290% en 2017 respecto al año anterior, según constata la Fiscalía del País Vasco, en su Memoria de 2018, que destaca «el fortísimo incremento» de estos hechos delictivos.

En su estadística, el ministerio público ha contabilizado un total de 630 casos de delitos contra la libertad sexual, frente a los 531 de 2017, lo que supone una subida «muy relevante» del 18,64%. Dentro de este apartado, los mayoritarios son las agresiones y abusos sexuales.

La Fiscalía subraya que algunos de los incrementos pueden no deberse a un aumento real de los casos, sino a una mayor concienciación por las víctimas o terceros «en la necesaria denuncia de estos hechos».

En el cómputo general, disminuyen los delitos de exhibicionismo en algo más de un 15%, pero se produce «un fortísimo incremento» (290%) en las incoaciones de los delitos de producción, tenencia y distribución de material pornográfico, «que tiene su razón de ser posiblemente en el resultado de operaciones policiales concretas, fundamentalmente en Bizkaia».

La Fiscalía, en todo caso, precisa que «la realidad y existencia de estos graves hechos no se discute, sino que el problema se encuentra en las dificultades para obtener las pruebas«.

En concreto, en la Memoria de Álava se aprecia una mayor incidencia de abusos y agresiones sexuales en el contexto de violencia de género. Si bien el aumento de denuncias se valora positivamente porque «no deja oculto un foco de criminalidad», el ministerio publico apunta que, en muchos casos, la denuncia se realiza «con lapsos temporales muy largos, que dificultan la obtención de evidencias que corroboren aquella denuncia con capacidad para convertir la declaración de la víctima en una prueba de cargo de entidad para lograr la condena».