Arte para salvar vidas

Un hombre, acompañado por un grupo de niñas, pinta el muro con el nombre de una de las calles que llega al futuro primer hospital materno-infantil de la R.D. del Congo./Un Hospital para el Congo
Un hombre, acompañado por un grupo de niñas, pinta el muro con el nombre de una de las calles que llega al futuro primer hospital materno-infantil de la R.D. del Congo. / Un Hospital para el Congo

Más de treinta artistas participan en una exposición benéfica para recaudar fondos para construir el primer hospital materno-infantil de la R. D. del Congo

Elena Martín López
ELENA MARTÍN LÓPEZMadrid

Pocas veces se reúne tanto talento en una misma sala. Treinta y seis artistas reconocidos en el plano nacional -y en algunos casos internacional- han donado algunas de sus obras para recaudar fondos para la construcción del primer hospital materno-infantil de Matari, un pequeño municipio de la República Democrática del Congo, el tercer país más pobre del mundo. La iniciativa forma parte de un proyecto llamado 'Un Hospital para el Congo', puesto en marcha por un pequeño grupo misionero de Madrid.

La pintura, el dibujo, la fotografía, el grabado, la escultura y la cerámica, son las disciplinas que se darán cita los próximos días 8 y 9 de enero de 2019 en la Sala de Arte Montsequi, en la calle Alonso Cano, 42, en Madrid. A partir de las 20:00 del día 8, quien lo desee, podrá hacerse, por ejemplo, con una ilustración del genio de Aladín, creada por Raúl García, primer ilustrador español que pisó la casa de Mickey Mouse, los estudios Disney; con una acuarela del prestigioso arquitecto, diseñador y pintor francés Charles Villeneuve, o con un paisaje de 'El Maestro' Fermín García Sevilla. Todos ellos a un precio a partir del 50% de su valor en el mercado. El día 9, las obras no adquiridas serán subastadas.

La propia sala de arte ya ha puesto a disposición del público un catálogo de las obras a través de su página web, ofreciendo la posibilidad de reservar cualquiera de ellas 'online', sin necesidad de salir de casa o desplazarse a la capital. El grupo misionero organizador, también ha publicado imágenes e información sobre las obras y los artistas en su página web y sus redes sociales. Asimismo, al ser un evento solidario, existe una 'Fila 0' para aquellos que quieran colaborar con la causa de una manera desinteresada.

Algunos de los artistas que se han sumado a la iniciativa son: Lina Cofán Feijoo, Czuko Williams, Jesús González Casado, Francisco Jiménez Conesa, Juan Lobatón, Siro López, Celine Mestroni, Miguel Ángel Oyarbide, Lola Saélices Santos, Paloma San Román Gómez, Covadonga Tellaeche, Jaime Valero Perandones o Gloria Vázquez Paul, entre muchos otros.

¿Qué es 'Un Hospital para el Congo'?

'Un Hospital para el Congo' es un proyecto que comenzó en el seno de una familia madrileña que, apoyada por la parroquia a la que suelen acudir, lo puso en marcha en 2016. Por aquel entonces, el grupo comenzó llamándose 'Un Colegio para el Congo', pues su primer proyecto consistió en reconstruir un colegio en Kinsasha, la capital de la R. D. del Congo, con el fin de mejorar las condiciones en la que estudian los niños y, al mismo tiempo, contribuir a su escolarización.

Fue todo un éxito, se acondicionó el tejado, se enfoscaron las paredes, se cementó el suelo, se construyó un pozo negro y lavabos, se confeccionaron pupitres de madera, se pusieron puertas y ventanas con cristales, se pintaron las aulas y la fachada y se suministró agua corriente y luz. Además, actualmente, 32 niños están apadrinados, lo que les permite continuar sus estudios en un país que en el que, de los 75,5 millones de habitantes, un 38,8% son analfabetos, mayoritariamente mujeres.

Proceso de construcción del primer hospital de la R.D. del Congo / Un Hospital para el Congo

Poco después de conseguir todos estos logros, llegó a los oídos de Antonio Martín, el coordinador del grupo, que se iba a llevar a cabo la construcción del primer hospital materno-infantil de la R. D. del Congo. «Según nuestros cálculos, de esta obra podrían beneficiarse alrededor de 17.000 mujeres, 26.411 niñas y 20.591 niños», explica el coordinador. «Mi profesión de médico no me permitió negarles la ayuda», añade. A modo de agradecimiento, los propios congoleños han decidido dedicarle una de las calles que llegan al edificio.

La construcción del hospital se realizará en tres fases. La primera, que permitirá ponerlo en funcionamiento, ya está en marcha e implica la creación del edificio ambulatorio, que contará con tres consultas médicas, una sala de observación y otra de espera, un laboratorio, una farmacia que pueda dispensar los medicamentos recetados por los médicos, una recepción y aseos. Abrirá sus puertas a partir de la primavera próxima.

En la segunda, se construirán dos paritorios, una sala de dilatación con cinco camas, un almacén y sala de esterilización, dos habitaciones, un quirófano y dos salas de atención especializada en reanimación postoperatoria y cuidados pediátricos, con un total de 12 camas. Los fondos obtenidos por la exposición irán a la construcción de esta fase, que se quiere iniciar en junio de 2019. La tercera fase completará el hospital con el resto de habitaciones.