El 8% de los niños, alérgicos a la leche y el huevo

El 8% de los niños, alérgicos a la leche y el huevo

Las frutas, con el melocotón a la cabeza, también entre los que más alergias provocan

A. URBIETA

La leche y el huevo en los menores de 5 años, y las frutas, frutos secos, mariscos y pescados por encima de esta edad son los alimentos que con más frecuencias producen alergia en España, un problema que va en aumento en los últimos años y que según estudios recientes afecta al 3,5% de la población general, y es mucho más frecuente en los niños, oscilando entre el 7 y el 8%. Así lo recoge el 'Libro de las Enfermedades Alérgicas' de la Fundación BBVA, que realiza un exhaustivo informe sobre un problema de salud que cada vez preocupa a más personas, sobre todo, a padres con hijos pequeños.

Lo cierto es que cualquier alimento es susceptible de provocar reacciones alérgicas, según subraya este trabajo, pero su frecuencia varía con la edad del individuo y también su área geográfica, ya que las costumbres alimentarias y la aerobiología de la zona tienen una gran influencia. Esas costumbres favorecerían ciertos patrones de alergias a alimentos. De ahí, por ejemplo, el mayor índice de alergia al cacahuete en Estados Unidos y en el Reino Unido; al pescado en España, Japón o Islandia; al sésamo en Israel; o al alforfón en Japón, con el que preparan sus tradicionales fideos.

En España, al igual que en todos los países occidentales, y debido a su importante consumo en esas edad, la leche y el huevo son los principales alimentos que provocan alergia en niños menores de 5 años. Sin embargo en la gran mayoría de los casos, ésta disminuye con la edad, junto con el desarrollo de tolerancia a estos alimentos. Así, a los 5 años de edad, cerca del 80% de los niños alérgicos a la leche y más del 50% de los alérgicos al huevo han superado su alergia. Sin embargo, la alergia al cacahuete parece remitir sólo en 1 de cada 5 pacientes.

En los últimos años, se ha comenzado a realizar tratamientos de 'desensibilización' a esos niños en los que persiste esa alergia, especialmente en el caso de la leche, que consisten en la administración oral de pequeñas cantidades progresivamente crecientes del alimento al que se es alérgico, de manera pautada, hasta alcanzar la tolerancia de una cantidad adecuada para la edad del niño. Se considera, entonces, que el paciente ha conseguido la tolerancia y puede introducir el alimento en la dieta con normalidad.

Aparece también en los dos primeros años de vida la alergia al pescado, que es más persistente y por tanto permanece en niños mayores y en los adultos. La alergia a frutas y frutos secos es más habitual a partir de la adolescencia, y son los alimentos que producen más reacciones alérgicas en la población adulta. Aunque, tal y como se subraya en el citado libro, en las consultas de alergia infantil se ha observado, en los últimos años, que la alergia a frutos secos se manifiesta cada vez a edades más tempranas y con clínica grave.

El melocotón, el más 'alérgico'

Dentro de las frutas frescas, las rosáceas son las más inductoras de reacciones, con el melocotón en primer término. El melón, la sandía y el plátano también inducen frecuentemente reacciones, especialmente en los alérgicos al polen de gramíneas. Entre los frutos secos, la nuez produce reacciones con más frecuencia que la avellana, a diferencia de lo que sucede en el norte y centro de Europa. El porcentaje de alergia a pescados y legumbres (lenteja, garbanzo, guisante) es superior en España al de otros países del entorno. Sin embargo, la elevada frecuencia de alergia a cacahuete encontrada en países anglosajones no se observa en el Estado, y también es bajo el índice de alergia a los cereales en la población española, y el casi inexistente a la soja, en contraste con lo que ocurre, por ejemplo, en Estados Unidos.

Síndrome de alergia al latex-fruta

Al mencionar las alergias alimentarias, no podemos dejar de comentar una que ya por su nombre llama la atención. Se trata del denominado sídrome de alergia al látex-fruta. Tal y como recoge el 'Libro de las Enfermedades Alérgicas', cerca de la mitad de los pacientes alérgicos al látex puede sufrir reacciones alérgicas a determinados alimentos vegetales. En concreto, se trata de frutos como los plátanos, las castañas, los aguacates, los kiwis y diversas frutas tropicales. Esta asociación se explica por el gran parecido entre determinados alérgenos del látex y de los alimentos vegetales implicados en el síndrome. Como consecuencia, los anticuerpos IgE se confunden y reaccionan indistintamente con el látex o los alimentos.

En lo que respecta a las reacciones alérgicas que pueden provocar la ingesta de estos alimentos, éstos aparecen en las dos horas siguientes a la ingestión, generalmente en los primeros 30-60 minutos. Pueden implicar a uno o varios órganos, incluidos la piel, el tracto digestivo, el respiratorio y el sistema cardiovascular. La gravedad depende de la respuesta inmunológica del paciente, de la reactividad del órgano afectado y de las características físico-químicas del alérgeno. La anafilaxia sería la forma más grave de presentación de una alergia a los alimentos. Una reacción alérgica generalizada con afectación multisistémica que parece en minutos tras la ingestión del alimento, incluso de trazas de éste, y progresa muy rápidamente. Se convierte, por tanto, en una urgencia médica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos