El 'Aita Mari' zarpa hacia Lesbos

El 'Aita Mari' zarpa hacia Lesbos

Ha recibido el despacho que le autoriza a retomar el rumbo hacia el mar Egeo

TERESA FLAÑO

El 'Aita Mari' ha puesto esta tarde rumbo a Lesbos. Tras recibir este mediodía el despacho por parte de las autoridades españolas a través de la Capitanía de Palma de Mallorca. Una vez cumplidos los requerimientos exigidos por el Ministerio de Fomento a través de la dirección general de Marina Mercante, que consideraban que el despacho otorgado por el gobierno portugués cuando arribaron a Lisboa no era válido.

Desde el 18 de enero el Gobierno español les ha impedido navegar en misiones de búsqueda y rescate de náufragos en el Mediterráneo central , en la zona entre Italia y Libia. Por esa razón, y puesto que el barco cuenta con una clínica médica a bordo, la ONG modificaron la misión y, por ahora, servir como ayuda humanitaria en Lesbos.

Ante la prohibición del Ministerio de Fomento, los responsables del 'Aita Mari', en lugar de quedarse en Pasajes a la espera de los permisos, decidieron poner rumbo a Grecia con paradas en Bilbao, A Coruña y Lisboa donde sí recibieron el despacho luso para poder emprender la misión. Este fin de semana, cuando se encontraban rumbo a las islas, les llegó la notificación de que el central les comunicaba que también necesitaban su visto bueno y que debían dirigirse a Mallorca.

Esta misma mañana, Iñigo Mijangos, el presidente de Salvamento Humanitario Marítimo, ONG armadora del barco, ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha señalado que «hoy estamos en Mallorca, no por voluntad propia sino porque el Gobierno de España nos ha ordenado interrumpir la singladura del 'Aita Mari' que lleva ayuda humanitaria a las islas griegas de Chios y Lesbos. Una singladura autorizada por un despacho otorga en Lisboa y que cumple con todos los requisitos previos establecidos por la autoridad española. Aún así nos han dado la orden de entrar, sin ningún amparo legal, para explicar dónde vamos y para qué, pero en realidad es porque no se fían de que vayamos a cumplir con las instrucciones recibidas.

La cronología

6 -2- 2018:
Los responsables de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario se interesan por el pesquero 'Aita Mari'.
7-06-2018:
Salvamento Marítimo Humanitario anuncia que volverá a aguas internacionales frente a la costa de Libia para prestar ayuda a aquellos que huyen de la guerra. Para ello contaban con un nuevo buque, el 'Aita Mari', que en esos momentos se estaba adaptando en el astillero Kai-Alde de Pasaia para ser transformado en una unidad de rescate.
29-09-208:
Anuncian que saldrán en dos semanas para rescatar vidas en el Mediterráneo.
5-11-2018:
Miembros de SMH denuncian que llevan tres meses parados porque no reciben los permisos. Comienza la recogida de firmas.
6 -11- 2018:
Se completa la tripulación.
8-1-2019:
Listos para partir. Solo faltan dos inspecciones que consideran que son rutinarias, pero...
18 -1-2019:
La Capitanía Marítima del Puerto de Pasaia niega el despacho alegando que no cumplen los requisitos para transportar a mucha gente.
Mediados de febrero:
Se estudia cambiar su labor de rescate de refugiados por ayuda sanitaria.
15-3-2019:
Abandona Bilbao hacia A Coruña y Lisboa.
Viernes pasado:
Parte de Lisboa hacia Lesbos con el permiso del Gobierno portugués.
Domingo:
A la altura del Estrecho, la Autoridad Marítima exige al 'Aita Mari' otro permiso para continuar hacia Lesbos.
Lunes:
Atraca en Palma de Mallorca.
Martes:
Recibe el despacho de la Capitanía Marítima de Mallorca y parte rumbo al mar Egeo.

Ahora, con el despacho en la mano, la idea es salir esta tarde. Antes trasladarán al 'Aita Mari' el material sanitario que están recogiendo en la capital balear, como ya lo han hecho en los últimos meses en Gipuzkoa, Bizkaia y A Coruña, para llevarlo a Lesbos. La tarea no va a resultar fácil porque no han podido atracar en el puerto comercial: la razón, la presencia de una gran portaviones norteamericano que ha hecho que se prohíba la entrada de barcos. Por este motivo tienen que transferir en lancha hasta donde se encuentra fondeado el antiguo pesquero el material recolectado. Si zarpan esta tarde y la travesía transcurre sin problemas, llegarán a las islas griegas en unos seis días.

El programa del gobierno heleno para la acogida de refugiados se ha agotado. Está previsto que se convoque otro concurso, pero hasta que se apruebe y se realice la adjudicación pueden pasar, como mínimo, dos meses, tiempo que solo contribuirá a agravar la situación de la zona Los trabajadores llevan tres meses sin cobrar y el material sanitario empieza a escasear. «Además de leche para niños, pañales y compresas llevamos material básico como vendas, gasas y antisépticos que iremos repartiendo por las islas», señala Mijangos. Después se quedarán una temporada ayudando en los campos de refugiados y utilizando el barco como clínica. Posiblemente se dediquen a la atención dental de los migrantes, porque muchos de ellos llegan con la boca en muy mal estado. A pesar de que el panorama del 'Aita Mari' parece que se va despejando, desde SHM no ocultan su malestar con el Gobierno español. «Da la sensación de que somos delincuentes. Nosotros nunca hemos seguido la desobediencia civil, nos hemos plantado dentro de la ley. Detrás de la actitud del Ejecutivo hay una intencionalidad política. Nos obligan a declarar oficialmente que vamos a llevar un rumbo directo, ininterrumpido, sin navegación errática y, por supuesto, sin hacer salvamento. Ni tan siquiera respetan la presunción de inocencia», destaca el presidente de la ONG.