La acusación particular podría solicitar 300 años de prisión para Kote Cabezudo en el juicio

Concentración frente a los juzgados este viernes./Lobo Altuna
Concentración frente a los juzgados este viernes. / Lobo Altuna

El juicio podría celebrarse en primavera del año que viene

EL DIARIO VASCO

Mario Díez, el abogado que ejerce la acusación particular en el caso Kote Cabezudo, ha anunciado este viernes que podría solicitar cerca de 300 años de cárcel para este fotógrafo donostiarra acusado de distintos delitos de índole sexual y estafa a una veintena de modelos.

Díez ha hecho este anuncio a los periodistas ante el Palacio de Justicia de San Sebastián, donde estaba previsto que Cabezudo compareciera en una declaración indagatoria que finalmente ha sido suspendida hasta el próximo miércoles debido a que la defensa del fotógrafo ha sido asumida recientemente por una nueva abogada que ha solicitado que se le dé traslado del grueso de las actuaciones.

A pesar del aplazamiento de este trámite, varias decenas de personas, entre las que se encontraban las ediles de EH Bildu Reyes Carrere, Olaia Duarte y Garbiñe Alkiza, se han concentrado en el exterior del Palacio de Justicia en apoyo a las modelos afectadas.

En su comparecencia ante la prensa, Mario Diez, quien ha avanzado que, a su entender, el juicio por estos hechos podría tener lugar la próxima primavera, ha explicado que el número de delitos concretos que se imputan a Cabezudo aún «está por determinar» en los escritos de acusación que en su momento formulen la Fiscalía y la acusación particular, que él mismo ejerce en representación de 16 de las 21 mujeres querellantes.

En cualquier caso, ha opinado que todos los delitos que se imputan a Cabezudo «tienen carácter sexual en la media en la que el objetivo final era el abuso» de las modelos.

«Se califican delitos de estafa que se llevan a cabo para abusar sexualmente y delitos contra la intimidad que se llevan a cabo como coacción para abusar sexualmente», ha precisado.

«Es decir: todo está encaminado a poder abusar de las chicas cuando se establecía esa relación en la que ellas pretendían hacer una carrera como modelo y se ven envueltas en esta situación», ha sentenciado.

El letrado ha precisado que la Fiscalía será la encargada de calificar los hechos en primer lugar, tras lo que será su turno como representante de la acusación particular, momento para el que ya ha realizado un «cálculo somero» que, como ha desvelado, «supera los 300 años de prisión» de petición contra Cabezudo.

Ha comentado que posteriormente será la defensa la que deberá calificar los hechos, tras lo que ha estimado que «a lo mejor podríamos tener vista oral entre marzo o abril del año que viene».

Ha señalado que, al igual que ocurrió con la primera vista ya celebrada contra Cabezudo por una causa desgajada del asunto principal, éste podría celebrarse a puerta cerrada y «con prohibiciones específicas de no difundir datos de víctimas».

Ha recordado además que en el auto de procesamiento dictado recientemente por el juez instructor, también se dedujeron distintos testimonios por causas periféricas de falsedad documental que «se instruirán en causas separadas».

Ha precisado que asimismo hay pendientes otras causas que se están tramitando en otros juzgados, en dos de las cuales ha recusado a la magistrada instructora Ana Isabel Pérez Asenjo, por haberlas asumido y sobreseído, «estando apartada» del caso y «sin haber dado notificación alguna a las víctimas».

Mario Díez ha avanzado que por estos motivos tiene previsto formular una nueva querella por prevaricación contra esta magistrada ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que previamente la había apartado del caso antes de archivar otra querella en su contra.