El frío intenso seguirá presente al menos hasta el fin de semana

El frío intenso seguirá presente al menos hasta el fin de semana
Juanjo Aygües.

Activado el aviso amarillo para el jueves y viernes por temperaturas mínimas y heladas en el interior

EUROPA PRESS

El frío intenso seguirá presente en Euskadi al menos hasta el fin de semana. La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorologías del Gobierno Vasco ha activado en Euskadi el aviso amarillo por temperaturas mínimas y heladas en el interior para el jueves y el viernes. Esta tarde los termómetros en San Sebastián no superaban los 5 grados.

Según ha informado en un comunicado, el aviso se activará a las 00 horas del 3 de enero y se prolongará hasta las 10 horas. Se registrarán heladas débiles en el interior, especialmente en Álava donde pueden ser localmente moderadas.

En las capitales vascas, está previsto que la máxima no supere los 9 grados de Bilbao, mientras que la mínima caerá hasta los -2ºC en Vitoria. La temperatura máxima, tanto en la capital guipuzcoana como en la alavesa, rondará los 7ºC. En Bilbao, la temperatura más baja será de 3 grados y en San Sebastián de 2ºC.

El viernes se mantendrá el aviso amarillo por temperaturas mínimas/heladas desde las 00 hasta las 10 horas. Se prevén heladas débiles a moderadas en el interior y posibilidad de heladas débiles en el litoral.

La previsión de Euskalmet para este jueves es que aún aparecerán algunas nubes bajas a primeras horas del jueves, también se formará niebla en puntos del interior. El resto del día tendremos ratos soleados, aunque también se esperan algunos intervalos nubosos, de nubes medias y altas, sobre todo por la tarde. Viento del este en la costa, soplará variable en los valles cantábricos y del norte en el Valle del Ebro. Temperaturas frías inicialmente, las máximas también serán invernales y rondarán los 7 ºC.

El viernes las temperaturas serán muy frías al amanecer, con heladas generalizadas, que incluso pueden llegar a afectar a puntos de la costa. El día será soleado, pero las temperaturas máximas no variarán demasiado y se mantendrán en valores invernales. Viento del este en zonas costeras, predominará el norte en el interior, sobre todo en el Valle del Ebro.