Abril registró el menor número de perceptores de RGI en Euskadi desde 2012

Abril registró el menor número de perceptores de RGI en Euskadi desde 2012

Han bajado un 7% con respecto al mismo mes de 2018, descenso que el Gobierno Vasco atribuye a la mejora del empleo y de la actividad económica, y de la gestión y el control de esta prestación por parte de Lanbide

EFE

El mes de abril ha registrado el menor número de perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) desde 2012, que han bajado un 7 % con respecto al mismo mes de 2018, descenso que el Gobierno Vasco atribuye a la mejora del empleo y de la actividad económica, y de la gestión y el control de esta prestación por parte de Lanbide.

En concreto en abril hubo 54.207 titulares de la RGI, 4.098 menos que en el mismo mes del año anterior, un descenso significativo dado que a lo largo de todo 2018 dejaron de recibir esta ayuda 5.046 personas porque lograron acceder a un puesto de trabajo, según los datos a los que ha tenido acceso Efe.

Además, abril fue el mes con menos titulares de esta prestación desde 2012, año en el que el Gobierno Vasco se hizo cargo de Lanbide tras lograr la transferencia de las políticas activas de empleo desde el Ejecutivo central. Durante ese año el promedio mensual fue de 58.151 perceptores.

Por territorios, la reducción de titulares de la RGI fue más relevante en Bizkaia, con un descenso anual en abril del 8 % y 33.185 personas que representan el 61,2 % del total en Euskadi. En Gipuzkoa residen 12.820 titulares, el 23,7 % del total, y en Álava 8.202, el 15,1 % de todos los del País Vasco.

Por su parte, en abril, la suma de titulares de la RGI y de beneficiarios de la misma, es decir todos los que integran esa unidad familiar, (97.343 personas) descendió en 1.244 personas con respecto al mes anterior, de las cuales 790 son de Bizkaia, 121 de Álava y 333 de Gipuzkoa. La bajada anual ha sido de 7.166 en total.

Para atender a este colectivo, en abril el Departamento de Empleo y Políticas Sociales destinó 36,11 millones de euros, 2,1 menos que en marzo (-5,5 %) millones. Este gasto ha bajado en 6,36 millones si se compara con el coste máximo mensual de esta prestación, que se registró en julio de 2016 y fue de 42,48 millones.

El 51,7 % del gasto va destinado a unidades de convivencia cuyo titular es menor de 45 años, el 41,4 % para aquellas en los que tienen entre 45 y 64 años, y el 6,9 % a los que cuentan con más de 64 años. Uno de cada cuatro titulares tiene entre 35 y 44 años.

Las que tienen como titular una persona pensionista acaparan el 11,1 % del gasto y constituyen una cuarta parte del total, mientras que el montante que va para la modalidad que complementa las rentas de trabajo es el 19 % y las unidades cuyo titular es una mujer el 56,2 %.

Una vez analizados estos datos, la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha explicado a Efe que ha sido el dinamismo del mercado de trabajo el que «ha sacado» a más de 4.000 ciudadanos de este sistema, con especial relevancia de los que cuentan con menos de 45 años. A su juicio, la »mayor eficacia en la gestión y en el control« de la RGI han sido otros de los factores que han logrado esta reducción en el cobro de esta prestación, de la que ha dicho que ha sido y es «un positivo elemento de cohesión social».