Quitan la tutela a la burgalesa de 64 años que tuvo mellizos

Los técnicos, que acudían regularmente a su vivienda, determinaron que los bebés podrían estar en una situación de desamparo

DV Y AGENCIAS BURGOS.

Los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León han asumido la tutela de los mellizos que dio a luz el pasado mes de febrero Mauricia Ibáñez, una mujer burgalesa de 64 años, al considerar que los pequeños podrían estar en una situación de desamparo. No es la primera vez que esta mujer tiene que ver cómo le retiran la custodia de sus hijos, dado que en 2014 la Junta ya se hizo cargo de su otra hija por los mismos motivos.

Desde entonces Mauricia se ha sometido a un programa de intervención familiar. Por ello, tras el parto de los mellizos, el 14 de febrero, permaneció junto a los niños en el hospital burgalés de las Recoletas. El pasado 27 de marzo, los responsables de servicios sociales accedieron a que la mujer pudiera residir junto a sus hijos recién nacidos en un piso de la ciudad castellanoleonesa, en lugar de dirigirse a su localidad natal de Palacios de la Sierra, también en la provincia de Burgos. Para ello, la mujer tuvo que buscar a una persona que le ayudase en las tareas.

Desde entonces, miembros de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Burgos han visitado con regularidad el domicilio. Allí comprobaron desde el estado de los pequeños hasta la limpieza del hogar, pasando por el propio aspecto de la madre. Sin embargo, según la 'Tribuna de Burgos', tras diez días en el piso, los funcionarios han realizado un informe sobre el comportamiento y la dedicación de Mauricia Ibáñez a sus pequeños. La conclusión establece que «existe cierto riesgo de los menores y, debido a su corta edad, ha determinado que sean cuidados en otro entorno más seguro y que atienda mejor a sus necesidades». Por este motivo y tras dar cuenta a la Fiscalía, los pequeños fueron puestos el pasado jueves bajo custodia de la Junta de Castilla y León.

Mauricia Ibáñez podrá recurrir esta decisión ante la Justicia, pero la Audiencia Provincia del Burgos ya se opuso a principios de marzo a que el Gobierno regional devolviera a esta mujer la custodia de su primera hija, de seis años. La madre expresó entonces que deseaba que la niña «conociera a sus dos hermanos», pero sus alegaciones no tuvieron éxito. La pequeña reside en acogida con una familia en Canadá, donde cuenta con pasaporte español y está sometida a un programa de escolarización.

En todo caso, la decisión de la Junta sobre los tres hijos de Mauricia es «reversible». Ella deberá seguir sometiéndose al programa de intervención familiar, de manera que siempre podría recuperar la custodia si los técnicos la consideran preparada para atender las necesidades de los menores con las «suficientes garantías». Entonces no habría objeciones para «proceder a la reunificación familiar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos