Unos presos se escapan de su celda para socorrer a un guarda inconsciente

Imagen tomada por las cámaras del centro de los presos socorriendo al guarda. /
Imagen tomada por las cámaras del centro de los presos socorriendo al guarda.

Las cámaras del centro grabaron el momento en el que los presidiarios abandonaron su zona de reclusión para atender al vigilante, que no tenía pulso y necesitaba atención médica urgente

EL DIARIO VASCO

Ocho presos de un centro penitenciario de Texas escaparon de su celda para socorrer a un vigilante desmayado y sin pulso. Los reclusos vieron como el guarda, que permanecía sentado en una silla, cayó al suelo inconsciente y, al ver que el hombre no respondía a sus llamadas, decicieron forzar la puerta que limitaba su zona de reclusión para socorrerle. Para ello, los ocho presidiarios, esposados de pies y manos, empujaron la verja al mismo tiempo, esperando así que esta cediera y se abriera.

Los presos se acercaron al cuerpo inconsciente del funcionario de prisión y, tras compronar que no tenía pulso, gritaron hasta lograr llamar la atención del resto del personal de seguridad. «Simplemente se cayó. Era como si se pudiera haber muerto ahí mismo», aseguraron los reos en posteriores declaraciones a al prensa.

Uno de los prisioneros logró alcanzar la radio del desmayado guarda y logró, finalmente, alertar a los policías presentes en la prisión, quienes acudieron al lugar de los hechos para devolver a los reclusos a sus celdas sin percartarse del desmayo de su companero.

Al tomar consciencia de lo ocurrido, las autoridades personadas procedieron a intentar reanimar al guarda hasta la llegada de un equipo médico, que consiguió devolverle el pulso por medio de una desfribrilación.